HISTORIA DEL TORERO

LUIS MIGUEL ROSADO MARTÍN (Luis Miguel Campano)

Publicado el 6 de diciembre de 2023
Abel Murillo Adame logo

Matador de toros y posteriormente banderillero nacido en Madrid el 10 de noviembre de 1965, hijo de un antiguo novillero y banderillero. Como consecuencia del ambiente que vivió en sus primeros años, su vocación torera no pudo ser más precoz, y por ello, estoquearía su primer becerro a la temporada edad de doce años en Las Navas del Marqués, localidad donde residían sus mayores. Comienza a sonar su nombre durante la temporada de 1981, en cuyo 19 de abril toma parte en un festejo de promoción celebrado en Albacete en el que daría una vuelta al anillo tras dar cuenta de un astado de la vacada de Valdez arza, cuando competía con Félix Ángel Montero, Patricio Villena, Manuel Clemente y Jesús de Fabra. Poco después comienza ya a participar en novilladas con picadores, como la que tuvo lugar el 25 de mayo de 1981 en Córdoba donde alternó con Herminio Fernández, Cayetano de Andújar, y Pedro Castillo, en la lidia de un encierro de la ganadería de Diego Puerta, con el buen resultado de cortar una oreja a su primer enemigo. Actúa en la famosa serie de novilladas de Arnedo y le entregan el trofeo Zapato de Oro, como triunfador de la feria. Cierra la campaña con veintidós funciones con caballos en la estadística, para rápidamente colocarse en cabeza en 1982, con cincuenta y cinco corridas despachadas, entre las que son frecuentes los triunfos. Sirva de ejemplo, en primer lugar, el clamoroso alcanzado el 31 de mayo de 1982 en la plaza de Las Ventas, de Madrid, en presencia de Curro Durán y Fermín Vioque, en el que le conceden las dos orejas de su primer oponente, del hierro de Manuel Santos Galache, con la posterior salida a hombros por la puerta grande, triunfo que, por otra parte, le valió el conseguir los trofeos donados para aquel serial isidril por la Peña el 7 y por Radio Popular. Al ser repetido en el mismo coliseo capitalino el 10 de junio es volteado por una res de la divisa de La Castilleja que le produce la fractura del radio derecho, cogida que presenciaron Vicente Yestera y Arturo Blau Espadas. Una larga tacada de magníficas faenas logra a partir del 16 de agosto en Peguerinos, con saldo de cuatro orejas y un rabo de ejemplares de El Campillo, para proseguir dos días después en Robledo de Chavela con cosecha de seis orejas y un rabo de bureles de Sánchez Arjona, en un mano a mano mantenido, con el citado Curro Durán (con el que en tatas coyunturas fue emparejado), el 4 de septiembre en El Álamo con un botín de cuatro orejas y un rabo, de novillos de Mariano León, tres fechas más tarde en Sotillo de la Adrada, con cinco orejas y un rabo para el esportón de cornúpetas de González Sillero, en otro bis a bis con Durán, el 11 del mismo septiembre en San Martín de Valdeiglesias, donde logra cuatro orejas, el inmediato día 14 en Cadalso de los Vidrios con tres orejas y un rabo en su haber de astados de Sotillo Gutiérrez y el 1 de octubre, en Corella, donde le entregan no solamente tres orejas, sino también el trofeo del Toro Sillado; tan impresionante relación positiva únicamente quedó pasajeramente enturbiada al no destacar el 21 de septiembre, En el transcurso de la madrileña feria de otoño, en el interesante mano a mano que sostuvo con el repetido Durán.

Mantiene su puesto en cabeza de la novillería actuante en 1983, con cincuenta funciones contratadas, siete de ellas relativas a recintos franceses, siendo dignas de ser resaltadas sus actuaciones, con ganancia de cuatro orejas y un rabo de reses de La Guadamilla, la del 25 del mismo mes, en Añover de Tajo, con las dos orejas y el rabo de un ejemplar de Gabriel Hernández , la del siguiente día 27 en Alba de Tormes, con tres apéndices auditivos de pupilos de Martínez Elizondo, la del 1 de septiembre en Illescas, con cuatro orejas y un rabo de cornúpetas de Sotillo Gutiérrez y la del 29 siguiente, en Corella, con tres orejas de ganado de Camaligera. Como puede apreciarse en esta sucinta relación su prestigio en los cosos del centro de España era entonces de difícil superación. En el ruedo de Arenas de San Pedro torea, el 22 de abril de 1984, novillos de Carmen Espinal junto a Emilio Oliva y Francisco Mahíllo, Paco Machado, Para conseguir un total de tres orejas, y cuando se repite el cartel el 1 de mayo en Almansa y tras Llevarse el mismo número de trofeos, es herido de consideración por un ejemplar de Sotillo Gutiérrez en el muslo derecho. Sin embargo, ya el posterior día 19 se encuentra en condiciones de acudir a  la cita con el público de El Álamo y, una vez más, obtiene idénticos galardones de astados de Carmen Espinal. Muy en sazón para recibir la alternativa, la toma en pleno serial isidril y madrileño el 24 de mayo de 1984, con un cartel postinero en el que el maestro Antonio Chenel, Antoñete, en presencia de Emilio Muñoz, le cede la muerte del toro Clavelito que tenía el número 51, era negro bragado de capa y pesó 535 kilos, de la vacada de Fermín Bohórquez. Vistió Luis Miguel de Blanco y oro. Tiene una oportunidad única en tan decisivo compromiso al tener que dar muerte a cuatro astados al ser cogidos sus compañeros de terna, pero su labor, en conjunto, no pasa de discreta, muy lejos, por tanto, de la que lograra en otros cosos en su etapa novilleril. No faltaron tardes afortunadas ya  como doctor en Tauromaquia, como la del 8 de septiembre en Santa María de la Alameda, donde corta las dos orejas y el rabo de un morlaco de la ganadería de La Laguna, lo que pudieron testificar Carlos Escolar, Frascuelo, y Pablo Santamaría, o la del siguiente domingo, día 13 en corrida concurso de ganaderías y tres orejas y un rabo en su poder, ante su antiguo y retirado competidor Curro Durán y el rejoneador Andrés Vélez. Despachó en esta temporada de 1984, siete novilladas y nueve corridas de toros. En la familiar plaza de Las Navas del Marqués corta una oreja de su primer enemigo, de Sánchez Fabrés, el 16 de julio de 1985, delante de Enrique Calvo, El Cali, para solicitar de la presidencia al término del festejo, con manifiesta desconsideración para su compañero, la lidia del sobrero, la que antirreglamentariamente le fue concedida. Así pudo brillar con más fuerza y llevarse dos orejas más. Se leva asimismo tres orejas el 8 de septiembre en Barbastro, de reses de la ganadería de José Escolar, con Antonio José Galán y El Cali de compañeros de cartel y repite idéntico resultado el 14 del mismo mes en Arganda del Rey, de elementos del hierro de El Campillo, con Vicente Ruiz, El Soro, y Emilio Oliva en el redondel.

Cerró la campaña, en la que participo en diez corridas, el 15 de octubre en Ávila para alternar con Francisco Ruiz Miguel y Tomás Rodríguez, Campuzano, en la lidia de un encierro de la vacada de Valverde, sobresaliendo su quehacer en su primer toro, del que le entregaron las dos orejas. En ocho oportunidades ciño la taleguilla bordada en el año de 1986. El 7 de junio de la posterior campaña, en la localidad madrileña de Getafe, logra cortar tres orejas de astados de la divisa de Ana Carolina Díez-Mahou, ante sus compañeros de terna José Antonio Carretero y Marcos Valverde, habiendo completado dicha campaña con cinco actuaciones. La temporada de 1987 actúa en cinco tardes, una de ellas en Francia, pero todas ellas además en cosos de escasa relevancia taurina. La siguiente temporada solamente se viste de luces en una ocasión, el 19 de junio, en Ávila, número que permanece invariable en 1989. Ese año, el 10 de octubre, toreó su primera corrida en América. Fue en Trujillo (Perú), cortando dos orejas a un toro de la divisa de Santiago Apóstol. Unos días después, el 10 de noviembre, en su segunda corrida en el continente americano, corta dos orejas en la plaza Sol y Sombra, de Lima, alternando con Freddy Villafuerte y el español Fernando Galindo. Luego toreó alguna corrida más en otros cosos peruanos, como el de Chota. Parece resurgir en 1990, ya que consigue alternar en cuatro corridas de toros, una de ellas en Valencia, el 30 de agosto, pero el año siguiente se mantiene en esa posición, toreando tres tardes. Una de ellas es en Madrid, el 14 de julio, con toros de Valverde, que presentaron dificultades, y aunque el primero suyo se dejó torear, no llegó a conectar en exceso con el tendido, que silenció su labor en ambos.

Alternó con Antonio Mondéjar y Rui Bento Vasques, a quien confirmó la alternativa. Su tercer festejo del año fue en Ávila, el 15 de octubre, con toros de don Javier Molina y José Luis Palomar y El Fundi de compañeros. La oreja que cortó al segundo de su lote sería la última que cortaría en España como espada de alternativa vestido de luces. No torea en nuestro país en 1992, aunque al menos lo hace a final de año en Cartagena de Indias, sumando ese año en Colombia dos corridas. Otros dos festejos vestido de luces suma en 1993, el último de ellos el 27 de mayo, en Duitama, donde torea su última corrida de toros. En la llamada plaza César Rincón alterna con César Camacho y Nelson Segura por última vez vestido de seda y oro. A continuación decide hacerse banderillero y desde ese  mismo año milita en las filas de estos, haciéndose poco a poco con un puesto en este escalafón de toreros. Toreó con Manolo Carrión en 1993. Los años siguientes torea suerto, con Jorge Manrique, José Ignacio Ramos, Curro Díaz, López Chaves y los mano a mano y las encerronas con seis toros de Joselito. En 2002 toreó con el maestro Curro Vázquez. Víctor Puerto fue su jefe de filas los años 2003 y 2004 y al año siguiente pasa a formar parte de la cuadrilla de Uceda Leal, con el que sigue en 2007. Cuenta con el reconocimiento de profesionales, aficionados y crítica, el manejo del capote es uno de sus puntos fuertes.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 − cuatro =