HISTORIA DEL TORERO

FRANCISCO SANTOYO PÉREZ (Paco Santoyo)

Publicado el 26 de enero de 2024
Abel Murillo Adame logo

Matador de toros, nacido en San Luis Potosí (México). En el coso de aquella Reinosa le conceden una oreja de su primer novillo el 27 de febrero de 1972 ante su compañero René Sánchez. El siguiente 26 de noviembre, en el león mexicano, alcanza un éxito completo al cortar las dos orejas de su primer enemigo y una del segundo, ambos del hierro de Cerralbo, en presencia de Manuel Vázquez. Hizo su primer paseíllo en la Monumental Plaza México, el 17 de junio de 1973, con El Inspirado y José Manuel Espinosa de compañeros, matando en primer lugar el novillo pirulí, de 450 kilos de peso, con el hierro de Santoyo. En la plaza Fermín Rivera de su ciudad natal le concede la alternativa, el 1 de diciembre de 1974, Eloy Cavazos al cederle la muerte de un toro de la vacada de Santoyo, del que obtendría una oreja. Actuó de testigo de la ceremonia el diestro español Manolo Cortés. En la Guadalajara mexicana es herido por una res de la citada ganadería de Santoyo el 29 de octubre de 1976. Completaban el cartel aquella tarde el rejoneador Carlos Arruza y los espadas Rafael Gil, Rafaelillo, y José Antonio Gaona. Durante la temporada de 1977 actuó en siete oportunidades en ruedos españoles, alcanzando algún triunfo reseñable como el obtenido en Santo Domingo de la Calzada (Logroño) el 14 de mayo al alternar con Gabriel de la Casa y Enrique Calvo, El Cali, en la lidia de un encierro de Jacinto Ortega, con corte total de cuatro orejas y un rabo. El posterior 10 de julio actúa mano a mano con José Ortega Cano en Figueras (Gerona), en festejo abierto con la actuación del rejoneador Manuel Vidrié, y su labor es bien dispar, ya que escucha un aviso en su primer toro, mientras cortaría una orejas del restante de su lote. El 8 de abril de 1979 confirmó su doctorado en el coso de la calle Insurgentes, de manos del Español Gabriel de la Casa, en cartel que completaron Curro Leal y El Pana, Se corrieron, como en el caso de la alternativa y el de su presentación en la capital, astados de la divisa familiar de Santoyo. Continúa en activo y obteniendo, en ocasiones, éxitos muy meritorios, como el alcanzado el 8 de noviembre de 1981 en San Juan del Río, de donde se llevó un total de tres orejas de astados de la ganadería de Tequisquiapán en presencia de Antonio Lomelín y Manuel Ruiz, Arruza. No fue menor el logrado el 10 de abril de 1983 en Acapulco, pues ante Fermín Espinosa, Armillita, cortó una oreja de su primer oponente y las dos y el rabo simbólicos de su segundo que fuera indultado, ambos de la divisa de La Providencia. En la localidad ecuatoriana de Riobamba alterna el 20 de abril de 1985 con Arturo Magaña y José Gallegos en la lidia de un encierro de la vacada de Rumiquincha en forma más que aceptable, aunque fallara con el acero y el día siguiente, en la llamada Corrida del Toro le otorgaron las dos orejas y el rabo del ejemplar del hierro de Leónidas Plaza que le correspondió en el sorteo. Le acompañaron en la arena en esta coyuntura, además de los dos espadas antes mencionados, Jesús Solórzano, Fabián Mena y Antonio Benítez. En las siguientes campañas torea un escaso número de corridas de toros, que a efectos estadísticos pueden resumirse en: diez en 1987, dos en 1988, tres en 1989, una en 1990, 1991 y 1992. Tras torear cuatro festejos en 1993, no volvió a figurar su nombre en los escalafones de su nación. Aunque no se ha despedido, puede considerarse retirado. Actualmente se dedica por entero a su vacada.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 − uno =