HISTORIA DEL TORERO

MANUEL CORTÉS DE LOS SANTOS

Publicado el 3 de abril de 2022
Abel Murillo Adame logo

Cuentan que los discípulos de Aristóteles dijeron: <<La inteligencia conoce, la razón discute, la memoria recuerda y la voluntad quiere>>. Si la primera y la última no le faltan a este diestro, y el valor se lo permite puede medrar y pasar el Rubicón. Por lo pronto es uno de los de las nuevas promociones que están en boga y parece ser que se distingue por la finura de su arte. Gines (Sevilla) Fecha de nacimiento: 11 de junio de 1948

La alternativa la tomó en Valencia el 14 de marzo de 1968, al cederle Antonio Ordóñez el toro Reventador, de Urquijo, en presencia de Diego Puerta.

Y su presentación en Madrid fue para confirmar dicha graduación, de cuyo acto se encargó el mismo Ordóñez el 14 de mayo siguiente, con toros de la misma ganadería y figurando Miguelín como segundo espada. En 1968 toreó 42 corridas y dos o tres más en 1969. Tiene en su haber algunas faenas de las de marca mayor.

Forma entre los toreros de Sevilla, con corte de sentimiento y en línea con la profundidad de los rondeños. Pero al toreo nace cuando lo rondeño de verdad está en manos de su legítimo heredero y el sentimiento lo capitaliza para si Curro. La heterodoxia, que no es ciertamente su mundo, se rebozaba con la personlidad de El Cordobés. Y para colmo, por las ferias circulaba ese trío que formaban Puerta, Camino y El Viti. Hacerse un hueco, pues, en el mundo de los indispensables, resultaba un empeño diríase que rayano en lo imposible. La conclusión no pudo ser más que la que fue: Manolo Cortés ha sido un torero de buen corte, al que se veía con agrado, pero cuya proyección taurina chocaba con las limitaciones de quien, al final, no se erigió en figura.

Falleció en el hospital San Juan de Dios de Bormujos (Sevilla) el 25 de marzo de 2017 a los sesenta y siete años tras padecer una grave enfermedad

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

1 × tres =