HISTORIA DEL TORERO

MARCOS VALVERDE PÉREZ

Publicado el 10 de marzo de 2024
Abel Murillo Adame logo

Matador de toros, Nacido en Palma de Mallorca el 15 de abril de 1966, que comenzó a intervenir en corridas con picadores durante la temporada de 1981, como la del 19 de julio en Gerona, donde le concedieron un total de cuatro orejas y un rabo de astados de la ganadería de Salvador Gavira, en presencia de su compañero Mateo González y del rejoneador Pedro Sánchez. En el transcurso de la siguiente campaña, la de 1982, toma parte en veintiún festejos, entre los que caben ser destacados el del 7 de julio en San Feliú de Guixols, donde daría dos vueltas al anillo en su primer enemigo y cortaría las dos orejas del restante de su lote, ambos de la vacada de Pilar Población, ante su colega Tino López y el caballista Joaquín Moreno Silva, o el del 2 de septiembre en Motilla del Palancar, cuando alternó con Lucio Sandín y Valentín Luján en la lidia de un encierro de la divisa de Luis Albarrán, con el positivo resultado que supone el obtener los máximos trofeos del novillo que cerró plaza.

Tampoco le faltan las tardes afortunadas en el transcurso de la campaña de 1983, en la que se vistió de luces en cuarenta y cuatro oportunidades, sobresaliendo la del 1 de mayo en Villanuevas, al llevarse tres apéndices auditivos de pupilos del hierro de Dionisio Rodríguez, con Francisco García, El Poli, y Torres Palacios de compañeros de terna, o la del posterior 22 de octubre es Huerca-Overa al lograr las dos orejas y el rabo de un ejemplar de la vacada de Alfredo García, lo que pudieron testificar Antonio Jiménez y José Pizarro. Realiza su presentación en cosos madrileño de Las Ventas la tarde del 1 de mayo de 1984, para despachar, en unión de Andrés Virad y Manuel García, Riverito, ganado del hierro de Peñajara, lo que llevó a cabo aceptablemente, pese a escuchar un aviso de la presidencia en su primer oponente. Tres orejas y un rabo le hacen entrega el posterior 25 de julio, en Collado-Villalba, de elementos de la divisa de los Hermanos Frías, triunfo contemplado por Paco Mena. El 17 de marzo de 1985 se apunta un magnífico triunfo en Benahadux, al cortar los máximos trofeos de los novillos que le correspondieron en el sorteo, de la ganadería de Cortijoliva, lo que presenció Juan José Jimeno Mora. Otras jornadas descollantes de ese año fueron la del 24 de agosto en San Feliú de Guixols y la del 1 de septiembre, la primera con un botín de cuatro orejas de bureles de la vacada de Bernardino Jiménez y la restante en Higueras con análogo número de galardones de astados de la misma divisa.

Cumplió diez ajustes esta temporada y siete en la de 1986, si bien hay que dejar constancia de que en su mes de abril sufrió un accidente de circulación al ser atropellado por un automóvil en las cercanías de Zaragoza, con la consecuencia de resultar con fractura de peroné amén de diversas contusiones en la cabeza. Es de confiar que este torero mallorquín recupere su buen nombre de hace ben pocos años y que, al recibir la investidura de matador de toros, se sitúe en un lugar digno de sus condiciones toreras. El 18 de abril de 1987 recibe la alternativa en Hellín, al cederle Antonio Chenel, Antoñete, en presencia de José Miguel Arroyo, Joselito, la muerte del toro Presupuesto, de la divisa de Jiménez Prieto. La labor del toricantano fue aceptable, e incluso hubo de recorrer el ruedo tras dar muerte a su primer enemigo. Intervino en seis corridas de toros, todas ellas en cosos de poca importancia. Mejor fortuna le acompañó el 7 de junio en Getafe, en el Arrabal madrileño, cuando le fueron concedidas tres orejas de reses de la ganadería de Ana Carolina Díez-Mahou, en presencia de Luis Miguel Campano y José Antonio Carretero. Cierra su primera temporada como matador de alternativa con un total de ocho actuaciones, dos de ellas estando todavía encuadrado en las filas novilleriles. En 1988 aumenta considerablemente el número de corridas las que participa, pero todas ellas con el común denominador de ser en localidades en las que los triunfos no tienen el eco suficiente.

Se exceptúa una salida al ruedo de su localidad natal. No logra despegar este matador, que en 1989 se viste de luces en nueve ocasiones, dos de ellas en Tarragona, otra en Palma de Mallorca y la del 27 de agosto, tarde que hace su presentación como matador de toros en Barcelona. Alterna con el francés Nimeño II y con Soro II, matando sin fortuna un astado de don Antonio Pérez Angoso y otro de don Antonio Pérez de San Fernando. La temporada siguiente, la de 1990, únicamente torea una tarde, en Tarragona, el 12 de agosto, con Morenito de Maracay y Enrique Ponce de compañeros, matando los dos últimos toros de su vida con el hierro de don Alipio Pérez-Tabernero Martín. No vuelve a intervenir en ninguna corrida de toros.

Nieto del becerrista y puntillero oficial de la Plaza de Toros de Hellín, Ángel Valverde Tomás, era hijo del matador de toros hellinero, empresario y apoderado taurino Pepe Valverde, anunciado en los carteles como “Joselito Valverde”; al mismo tiempo era sobrino de Ángel Valverde Mascuñán, persona relacionada durante toda su vida con la Semana Santa de Hellín y más en concreto con la Cofradía del Prendimiento. Destacó en los años ochenta en su etapa novilleril, toreando más de doscientas novilladas en una dura competencia en aquellos años con nombres como José Antonio Carretero, El Boni, Carmelo García, Jerezano, Valentín Luján…época en la que actuó en dos ocasiones en la madrileña plaza de Las Ventas y otra en la Maestranza de Sevilla. Fallece en Játiva el pasado sábado el torero de familia hellinera Marcos Valverde

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

doce + 2 =