HISTORIA DEL TORERO

Rafael Vega de los Reyes (Gitanillo de Triana)

Publicado el 26 de enero de 2022
Abel Murillo Adame logo

Era hermano de aquel infortunado Gitanillo de Triana (Francisco) muerto trágicamente en el año 1931.

Este Rafael nació en Sevilla el 21 de marzo de 1915 y se dio a conocer en Madrid como novillero el 22 de junio de 1933, al estoquear ganado de Villamarta con Florentino Ballesteros González y Pericás.

El 19 de agosto de aquel mismo año le dio Domingo Ortega la alternativa en Málaga con reses de la mencionada ganadería de Villamarta y actuando La Serna de segundo matador.

Y este doctorado se lo confirmó Marcial Lalanda en Madrid el 24 de mayo de 1934, al lidiarse toros de Terrones, de Concha y Sierra y de Cruz del Castillo, con el Estudiante de testigo y el aditamento del rejoneador portugués Simao da Vega.

Hacía un toreo muy puro –con los toros que se dejaban, claro–; pero no le acompañaba el valor; sus legítimos triunfos se mezclaban con abundantes y sensibles abandonos, y como después de la guerra disfrutó de poderosa ayudas, hubo año (el de 1947) en el que llegó a torear 43 corridas, a cuya subida contribuyó también un señalado triunfo que alcanzó en Madrid el 10 de octubre de 1946.

Repetimos que cuando podía lucir todo su arte, cuando toreaba a gusto porque el toro se lo permitía, disfrutaba su arte de la más alta calidad; pero se afligía frecuentemente, sobre todo al matar.

Descendió a 22 corridas en 1948, a 5 en 1949, a 3 en 1950, y a 2 en los años 1951 y 1952. En fin: no alcanzó el alto nivel de su infortunado hermano.

Con Fecha 24 de mayo de 1969 hallaron la muerte él y su yerno, el matador de toros venezolano Héctor Álvarez, en un accidente de automóvil registrado en Belinchón (Cuenca).

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

trece − ocho =