HISTORIA DEL TORERO

JOSÉ MARTÍNEZ AHUMADO (Limeño)

Publicado el 12 de marzo de 2022
Abel Murillo Adame logo

Aquí tenemos otro torero con apodo usurpado, por pertenecer el que lleva a la familia Gárate, de la que saliron un matador de toros, dos banderilleros y un becerrista.

El señor Martínez Ahumado es uno de tantos valientes que saben torear, pero que harto hacen con mantener un puesto en la tercera fila.

Nació en Sanlúcar de Barrameda el 19 de septiembre de 1936; se presentó como novillero en Madrid el 12 de julio de 1959, para matar astados de don Higinio Luis Severino con Adolfo Aparicio y José Álvarez Juan; tomó la alternativa en Sevilla el 29 de junio de 1960, de manos de Jaime Ostos, con Curro Romero de testigo y toros de doña Eusebia Galache, y la confirmó en Madrid el 24 de mayo de 1962, actuando de otorgante Diego Puerta y de segundo espada Paco Camino, en cuya corrida se lidiaron toros de don Antonio Pérez.

El balance de las corridas que lleva toreadas es éste: 13 en 1960, 23 en 1961, 20 en 1962, 10 en 1963, 14 en 1964, 13 en 1965; cuatro en cada uno de los años 1966 y 1967 y nueve en 1968.

En este último año supo aprovechar algunas oportunidades que pueden llevarle a recobrar el terreno perdido, y en 1969 toreó 23 corridas.

LIMEÑO CON LOS «MIURAS» EN SEVILLA (1.968)
Por otra parte, como es lógico, al ser Sevillana esta vacada, otra plaza importante donde se han corrido reses de Miura ha sido la de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla. Y como muestra de ello destacaremos la gran corrida de la feria de abril del año 1968, el 28 de abril, en la que triunfó rotundamente el gaditano de Sanlúcar de Barrameda José Martínez “Limeño”, que cortaría las dos orejas del quinto de la tarde. Fue su primer gran triunfo en esta plaza con toros de este hierro, aunque no sería el último, como veremos. Le acompañaron ese día César Girón (que estuvo muy bien pero falló con los aceros en el cuarto) y el local José Luis Bernal “Capillé”, que pasó muchos apuros con los dos ejemplares más difíciles.
Y en la feria del año siguiente, el 20 de abril de 1969, volvería “Limeño” a triunfar, esta vez rotundamente, cortando cuatro orejas y saliendo a hombros por la Puerta del Príncipe. Le acompañaron esta vez el diestro de color venezolano, de Maracay, Adolfo Rojas (que cortaría una oreja del sexto) y el segoviano de La Velilla de Pedraja Andrés Hernando (que sería aplaudido con el peor lote).Y el éxito de “Limeño” se repetiría también al año siguiente, el 19 de abril de 1970, pues volvería a cortar cuatro orejas a los Miuras, esta vez acompañado de Sebastián Palomo “Linares”, que cortaría una oreja a cada uno de sus toros, los mismos trofeos que conseguiría el tercer espada de la tarde, el cordobés Florencio Casado “El Hencho”. Como pude verse, fue una corrida de bandera, en tarde triunfal, con un total de ocho orejas y ningún miura se fue al desolladero con sus dos apéndices y todos colaboraron al éxito final.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

nueve + 14 =