HISTORIA DEL TORERO

Ricardo González García

Publicado el 21 de enero de 2022
Abel Murillo Adame logo

Como una ráfaga pasó este diestro por las filas de los matadores de toros. Y si no, <<agora veredes>>, que dijo Agrajes: Nació en Madrid el 22 de enero de 1909; empezó sus tareas de lidiador como becerrista; se dio a conocer en dicha capital el 17 de septiembre de 1925, con un Romerito, extremeño, y un Chatet, valenciano; era un torerito corto, física y artísticamente, que daba cierto sabor a lo que ejecutaba, y aunque se afligía al meter el sable, una campaña afortunada en Barcelona le indujo a tomar la alternativa en dicha ciudad el 14 de abril de 1929, mediante cesión que le hizo Chicuelo de un toro de Matías Sánchez. Como la corrida se compuso de ocho astados, fueron cuatro los espadas, y para completar el cuartel se designó a Antonio Márquez y Cagancho. Toreando en Madrid el 18 del mismo mes, le confirmó Marcial Lalanda la alternativa, con Vicente Barrera de testigo, y toros de Bueno; pero si entró por la puerta grande en categoría superior, salió de ésta a toda prisa, pues en 1931 era novillero nuevamente. Y sin contratas. Cambió de profesión y se hizo fotógrafo.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

11 + 9 =