HISTORIA DEL TORERO

José Iglesias Guzmán

Publicado el 21 de enero de 2022
Abel Murillo Adame logo

Pocos toreros han vestido el traje de luces con tanto gusto como éste. Y algo es algo. También es madrileño, como el anterior, nacido el 17 de octubre de 1904 e hijo del conocido puntillero Antonio Iglesias (Chico del Matadero).

Cuando el 7 de octubre de 1923 se presentó en Madrid como matador de novillos –con Manuel Martínez y Trinitario–, no tuvo suerte, pero continuó disfrutando de crédito, en espera de que un día pudiera demostrar que lo merecía.

Una campaña relativamente aceptable en 1928 le sirvió de trampolín para tomar la alternativa en Barcelona el 21 de abril de 1929, de manos de Valencia II, con toros de Cruz del Castillo y Vicente Barrera de segundo espada, y el 23 de junio del mismo año se la confirmó Fortuna en Madrid –acompañado de Marcial Lalanda— con toros del duque de Tovar. Toreó un par de años de cinco a seis corridas, sin olvidarse de ir a América durante los inviernos; no toreó más que una vez en 1932, y al fin, acabó en Banderillero.

Apartado del toreo, y como posee cierta formación cultural, obtuvo un empleo burocrático del Estado.

Es hombre, de agradable trato, y, ya digo: vestido de torero, no había más que pedir.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

veinte + quince =