HISTORIA DEL TORERO

MIGUEL ÁNGEL REYES ÁLVAREZ (El Biafra)

Publicado el 29 de octubre de 2023
Abel Murillo Adame logo

Matador de toros de nacionalidad mexicana. Nació en México, Distrito Federal el 15 de mayo de 1958. Cortó una oreja al astado que le correspondió, del hierro de Tepezalá, el 10 de enero de 1982 en la plaza México de la capital azteca. Le acompañaron en el cartel en tal oportunidad Antonio Morales, Alberto Balderas, Gustavo Jiménez u el becerrista español Juan Pedro Galán. Como novillero actuó en su país en escasas ocasiones en los años anteriores a los de su alternativa, si exceptuamos precisamente este, que sumó doce contratos antes de tomarla. Me consta que toreó una novillada en 1987, otra en 1988 y una más en 1989. En España ya toreó en 1988, al menos le anoté una novillada, creo que la primera con caballos, el 3 de septiembre, en El Álamo, con Espartaco Chico de compañero, para lidiar cuatro astados de don Mariano de León. En 1989 logró torear un total de veintiuna novilladas, en nuestra nación todas, pero no interviene en la campaña de 1990. Vuelvo a anotarle dos festejos en 1991 y ninguno en 1992. Tomó la alternativa en la plaza de toros de Mérida (México), el 14 de febrero de 1993 de manos de Lalo López, El Zotoluco. Le cedió la muerte del primer toro de un lote de Pastaje,  que se lidiaba remendado con uno de San Salvador. Presenció la ceremonia Jorge de Jesús, El Glison. Una vuelta al ruedo en el toro del doctorado y una fuerte ovación en el que cerraba plaza fue el balance de su primera actuación como matador de alternativa. Con otro festejo más cierra su primera temporada de matador de toros. No me consta que torease en México en 1994 y 1995, al menos hasta finales de agosto de este último año. El 29 de octubre de 1995 confirmó su doctorado, en la quinta y última Corrida de la Oportunidad que se celebró en la Plaza México. Alternaron con él Marcos Ortega, Benjamín Magallanes, Que también confirmó esa tarde; Alfredo Lomeli, Rodolfo Rodríguez, El Pana, y Manuel  Lima, que asimismo confirmaba ese día. Los seis toros que se lidiaron pertenecieron a la divisa de El Sauz, que lucieron divisa blanca por ir en busca de cartel. El toro que le correspondió en suerte se llamó Aceituno, con el número 40 en su piel, negro entrepelado y lucero de capa, de 498 kilos de peso, al que recibió de hinojos a portogayola. Aceituno dio muestras de estar reparado de la vista, pero la voluntad y el valor de Miguel se impusieron, consiguiendo salir al tercio para corresponder al aplauso que se le brindó. En la Plaza México confirmó su doctorado el 29 de octubre de 1995. Ofició de padrino de la ceremonia Marcos Ortega, quien le cedió la muerte del toro Aceituno, negro entrepelado de capa, herrado con el número 40, de 489 kilos de peso y con la divisa de El Sauz. Actuaron también en el festejo Alfredo Lomelí, Benjamín Magallanes, Manuel Lima, estos dos últimos también ratificaron ese día su alternativa, y Rodolfo Rodríguez, El Pana.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce − catorce =