HISTORIA DEL TORERO

JUAN MANUEL RODRÍGUEZ LOGGIODICE (Manolo Rodríguez)

Publicado el 13 de noviembre de 2023
Abel Murillo Adame logo

Matador de toros venezolano que nació en Maracay (Aragua) el 2 de mayo de 1970. En ocasiones se anunció como Manuelito. Se presentó en público con diez, años en su localidad natal, el 9 de noviembre de 1980, alternando con Manuel Medina, Ei Rubí, Ángel Utrera, Utrerita, Miguel Tesorero y Ángel Pérez, y vaquillas de Río Seco. Hasta el 3 de noviembre de 1985 no se viste de luces por vez primera, y lo hace precisamente en Maracay, actuando como sobresaliente del rejoneador Javier Rodríguez. Un año más tarde, el 10 de agosto de 1986, se presenta con picadores en Caracas, con José Luis Navarro y Erick Cortez de compañeros y novillos de Rancho Grande, y es el primero de su lote el que llamaron Conetero, herrado con el número 79 y de 378 kilos de peso. Le concedieron una oreja el 8 de febrero de 1987 en la plaza de Maracay (Venezuela), cuando alternó con Leonardo Coronado y Emilio Cortés en la lidia de astados de la ganadería de Los Aranjuez y Tierra Blanca. Transcurren unos años toreando en su país y el 1 de mayo de 1988 se presentó en México, alternando en Acapulco (Guerrero) con Joselito Ruiz, Hiram Pintos y Jorge Cantú, con novillos de Santoyo, y nombrado Maracay el primero que estoquea, un ejemplar que tiene el número 90 y pesa 345 kilos. Se acerca a la capital y el 25 de septiembre de ese mismo año torea en México, Distrito Federal, en el Rancho del Charro, con Daniel Caballero, José Alejandro y el rejoneador Jaime Cantú. Los novillos fueron tres de La Guadalupana y uno de Tequisquiapán, y el que le corresponde, del primero de los hierros citados, se llamó Ranchero, tenía el número 3 y pesó 400 kilos. Al año siguiente toma la alternativa en México, en Teziutlán (Puebla), el 13 de agosto, de manos de Curro Rivera, en ceremonia que presencia Miguel Espinosa, Armillita Chico. El padrino le cedió el toro Maestrante, número 2, de 464 kilos, con el hierro de Santa Rosa de Lima. Alterna ese año en tres corridas en suelo mexicano. El año siguiente, 1990, torea una corrida en México y participa por vez primera como espada de alternativa en su país, en Mérida, el 24 de febrero, con Manuel Ruiz, Manili, y Tomás Campuzano.

Su primer toro se llama Cantaor, tiene el número 73, pesa 425 kilos y lleva la divisa de El Prado. Al final de este año se presenta como matador de toros en Caracas. Es el 18 de noviembre y le acompañan en el paseíllo Rafael de la Viña y Niño de la Taurina, con toros de Guayabita. Su primero se llama Toribio, tiene el número 163 y pesa 470 kilos. Ese año termina con doce corridas en Venezuela. Número parecido, once, torea en 1991, pero en 1992 disminuye el número de contratos venezolanos a dos. No se viste de luces en 1993 y lo hace en una sola ocasión en 1994. No puedo precisar si torea de nuevo en México, desde luego no lo hace en 1991, pero a partir de 1992 comienza a figurar con el mismo nombre un nuevo Manuel Rodríguez, matador mexicano, con alternativa en este año, que induce a pensar que los festejos que a ese nombre aparecen en los escalafones son participaciones suyas.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × 5 =