HISTORIA DEL TORERO

José Dámaso Rodríguez (Pepete)

Publicado el 19 de diciembre de 2021
Abel Murillo Adame logo

Nació en Córdoba el 11 de diciembre de 1824 y fue el primero de los Pepetes que aparecen en la Historia del Toreo. De él nos dicen que de haber correspondido su inteligencia a su arrojo y su fuerza muscular, habría rayado en esfera más alta; pero no le entró en la cabeza el arte del toreo.

Empezó por ser banderillero en la cuadrilla de su paisano Camará, y después en la del Chiclanero; el 12 de agosto del año 1850 le dio Juan Lucas Blanco una alternativa en Sevilla, y el 4 de julio de 1852 se presentó en Madrid como matador de toros para tomar parte en una corrida benéfica de catorce astado, en compañía de Cúchares, el Chiclanero, el Cano, Pucheta, Don Gil y el aficionado Fernández Oliva. No le cedió Cúchares los trebejos, y para los efectos de su antigüedad rigió siempre la fecha del 27 de junio de 1853, en cuyo día toreó en la misma plaza con Cayetano Sanz y éste le hizo la cesión de trastos.

Con dicho Cayetano salió a torear en Madrid el 20 de abril de 1862 tres toros de don Agustín Salido y otros tres de Don Antonio Miura; de éste era el segundo de la tarde, llamado Jocinero, berrendo en negro y capirote, que cogió a Pepete en el tercio de quites y le produjo, además de dos puntazos, una tremenda cornada que le destrozó un pulmón y le ocasionó la muerte a los diez minutos.

De qué temple sería el hombre, que antes de expirar, y refiriéndose a la cornada, preguntó a los médicos:

–¿Es argo?

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

1 × dos =