HISTORIA DEL TORERO

GABRIEL DE LA HABA VARGAS (Zurito)

Publicado el 20 de marzo de 2022
Abel Murillo Adame logo

Es hijo de Antonio, de aquel Zurito matador de toros de la promoción de 1924, y nieto del famosísimo picador que fundó el apodo.

No usurpa éste el diestro que ahora nos ocupa, pero insistimos en que no debiera repetirse tanto, aun siendo familiar, a fin de evitar toda confunsión.

Vino al mundo en Córdoba el 14 de septiembre de 1945; se presentó en Madrid el 26 de igual mes de 1963, alternando con el Jerezano y Currito en la lidia de seis astados de don Carlos Núñez; tomó la alternativa en Valencia, de manos de Litri, el 24 de mayo de 1964, con toros de Arranz y Joselito Huerta de segundo matador, y la confirmó en Madrid el 19 de igual mes de 1965, actuando Bernadó de padrino y Jaime Ostos de testigo, en cuya corrida se lidiaron toros de don Manuel Cobaleda.

Pone mucha voluntad en lo que hace, es valiente y conoce el oficio, ¿pero basta esto para medrar?

Las corridas que lleva toreadas como matador de toros son éstas: 37 en 1964, 27 1965, 31 en 1966, 17 en 1967, 13 en 1968 y 10 en 1969.

Gabriel de la Haba recibió un homenaje en la plaza de los «Califas» de Córdoba el año 2004, con motivo de los cuarenta años de su alternativa, junto a su paisano «El Pireo». Los aficionados cordobeses llenaron la plaza, estando presente en este acto taurino Manuel Benítez «El Cordobés».


Fue un gran torero distinguiéndose a la hora de matar, herencia que tuvo de su padre; sus faenas eran sobrias, sentido y entrega, dejando el pabellón de Córdoba y la estirpe torera de los«Zuritos» en el lugar que se merecen.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

5 × 1 =