HISTORIA DEL TORERO

SAÚL JIMÉNEZ FORTES (Jiménez Fortes)

Publicado el 28 de junio de 2024
Abel Murillo Adame logo

Matador de toros, nacido en Málaga el 1 de enero de 1990, conocido profesionalmente también como Jiménez Fortes, hijo del banderillero Gaspar Jiménez y de Mari Fortes. Novillero y los primeros años tras la alternativa se anunció como Jiménez Fortes; desde 2016 optó por acartelarse solo con el segundo apellido, Fortes.

Nunca ha ocultado que padece epilepsia, una enfermedad de efecto imprevisible, que parecería incompatible, pese a la medicación adecuada, con la profesión de torero. En una larga entrevista concedida a Antonio Lorca en El País lo expresa así: << Mi cuerpo es como es. La epilepsia me ha obligado a potenciar la velocidad de reacción, los reflejos y la coordinación; y a ser muy disciplinado con los horarios, la comida, el sueño…>>.

Criado en un ambiente taurino, Raúl comenzó a acudir a la Escuela Taurina de Málaga, donde daba clase su madre, como una manera de disfrutar de su afición cuando él quisiera, hasta que, cuando se quiso dar cuenta, estaba metido en el mundo del toro. Entrenaba con su madre, y muestra de su constancia y dedicación desde el primer momento es que ella nunca tuvo que decirle que era el momento de entrenar, él siempre se lo recordaba.

Muy joven empezó a vender almohadillas en la plaza de toros de La Malagueta para poder ganar algún dinero y a la vez disfrutar de los toros, y con el dinero ahorrado pudo comprarse un traje de luces. Durante un tiempo compaginó los estudios con el toreo: terminó la Selectividad y comenzó Ingeniería Industrial, pero decidió dedicarse en exclusiva al toro. Sin embargo, en sus ocios mantiene la curiosidad por materias científicas a través de la lectura.

Actuó por primera vez en público el día de su cumpleaños el 1 de enero del año 2006 y debutó con picadores en la localidad malagueña de Benalmádena el 8 de marzo de 2009, mano a mano con Ismael Cuevas en la lidia de novillos de la ganadería de Dolores Rufino. En Las Ventas debutó el 21 de marzo de 2010 actuando junto a Fernando Tendero y Sergio Blanco para lidiar novillos de la ganadería de Virgen María. Al año siguiente tomó la alternativa en la plaza de toros de Vista Alegre de Bilbao, concretamente el 24 de agosto, alternando con El Juli y Alejandro Talavante en la lidia de toros de Jandilla, donde obtuvo ovación en ambos toros.

Confirmó el doctorado en Madrid el 16 de mayo de 2013, acartelado junto a Morante de la Puebla y José María Manzanares con toros de la ganadería de Juan Pedro Domecq. El toro de la ceremonia se llamó Odioso, obtuvo palmas tras un aviso. Su hasta ahora corta trayectoria ha estado marcada por numerosas cornadas, especialmente por dos muy graves, ambas en el cuello, sufridas en Madrid en Mayo de 2015 por un toro de Orive, lo que ha hecho que algunos le llamen <<el torero de los milagros>>. La segunda cogida le sobrevino cuando toreaba de rodillas con la capa; requirió más de cuatro horas de operación, y el equipo quirúrgico del Hospital Clínico de Salamanca no emitió un parte sobre el estado del diestro hasta el día siguiente. El torero declaró unos días después: <<Vi peligrar mi vida>>. Su reaparición llega el 24 de enero de 2016 en la Plaza de Vistalegre de Madrid en un mano a mano con David Mora, que también había sido gravísimamente corneado en Las Ventas casi dos años antes. Pese a tener muy mala suerte en el sorteo, fue despedido con una gran ovación.

iménez Fortes también fue el triunfador en 2010 del Torneo Ocho Naciones celebrado en Madrid; triunfó en la plaza de toros Monumental de Pamplona en 2012 saliendo por la Puerta Grande el 11 de julio; salió a hombros de la plaza de toros de Valencia la tarde del 13 de marzo de 2014; y asimismo de la plaza de toros de Burgos tras cortar tres orejas a los de la ganadería del Conde de Mayalde el 27 de junio de 2016, entre otros éxitos.

Resultó también memorable su encerrona con seis toros de distintas ganaderías el 16 de agosto de 2017 en La Malagueta. La Presidencia no concedió las orejas solicitadas de los dos primeros toros. Al que toreó especialmente bien fue al cuarto, de Victoriano Martín, el más bravo de la corrida, que cogió al torero en la suerte suprema, con una cornada en el muslo de dos trayectorias, de 15 cm. Cada una. A la enfermería le llevaron la oreja concedida de las dos solicitadas. Contra la opinión facultativa, volvió a salir muy motivado para matar a los otros dos toros, cortando una nueva oreja al sexto, tras haberle dado unos pases por alto sentado en una silla de enea. Y volvió a la enfermería, dejando muchas emociones en el público.

Los buenos aficionados recuerdan su actuación ante el toro “Mucamo” de Victorino Martín, bravo y noble, el Domingo de Ramos de 2018 en Las Ventas. Con él cortó una oreja de mucho valor después de recibirlo con buenas verónicas y de torear con mucha clase al natural. Dejó un grato recuerdo porque a su segundo toro, con detalles de manso, le hizo una lidia muy torera, que le acercaba a abril la Puerta Grande, pero pinchó varias veces. Y ya en la Feria de San Isidro hizo una faena muy completa al sexto toro de Pedraza de Yeltes, pidiéndose por aclamación la oreja. Al no concederla el Presidente, el ruedo se llenó de almohadillas y el diestro fue incitado por el público a dar una vuelta al ruedo. La suma de ambas actuaciones tuvo una repercusión notable entre los empresarios taurinos, que se reflejó en contratos.

Llevado por ese buen momento, se erigió triunfador en la Feria de Málaga, con el toro Portugués, de Núñez del Cuvillo, el 17 de agosto. Así repetía el doble triunfo en su tierra de 2016, obteniendo de nuevo el Estoque de PlataAntonio Ordóñez”, como premio de la Diputación, y el del Ayuntamiento, consistente en un Capote de Paseo; y asimismo por segunda vez consigue en esta misma Feria el PremioVicente Zabala” a la mejor faena de capote.

Posteriormente volvió a enfrentarse a los Victorino en Bilbao, con sendas ovaciones: volteado por los dos toros, en el último resultó herido en la corva de una rodilla, sin impedirle matarlo de una estocada. Por esta actuación escribió el crítico Antonio Lorca: “dejó el buen sabor de un torero valeroso, firme, seguro y con el oficio y la hondura suficientes para que el triunfo no le vuelva la espalda.

Su progresión se ha visto frenada en 2019 al tener que ser intervenido hasta seis veces, la última el 21 de mayo, por complicaciones de infección ósea en el astrágalo derecho, la tibia y el peroné, generada en la Feria de Otoño en Madrid de 2018: había resultado cogido al entrar a matar y fue reiteradas veces zarandeado por un resabiado sobrero de casi seis años del Conde de Mayalde, fracturándole el peroné. Su estocada la tuvo que complementar Talavante con el descabello. en diciembre de 2019 Jiménez Fortes anunció su regreso a los ruedos y que su apoderado será el torero retirado francés Ludovic Lelong, Luisito, descubridor de los toreros Emilio de Justo y Pablo Aguado.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × cinco =