HISTORIA DEL TORERO

Mariano Montes Mora

Publicado el 11 de enero de 2022
Abel Murillo Adame logo

Fue un lidiador que por los muchos y graves percances que sufrió parecía predestinado al fin trágico que tuvo.

Nació en Portillo (Toledo) el 8 de diciembre de 1895 y se presentó en Madrid como novillero el 25 de julio de 1918 para estoquear reses de Salas con el Llavero y Valencia. Una hazaña fortuita realizada en dicho coso madrileño (pues por cogidas de los otros tres matadores tuvo que matar siete toros de Palha y uno de Pérez de la Concha) le dio mucho cartel y le abrió camino para llegar a la alternativa, obtenida en Córdoba el día 25 de septiembre de 1921 de manos de Joseíto de Málaga, con Serranito de Córdoba de testigo y toros de la viuda de Antonio Guerra.
La confirmación en Madrid fue el 25 de mayo de 1922, actuando Larita de padrino y Valencia II de testigo.
Luchó denodadamente para no caer en olvido y se avenía a despachar todas las corridas duras que le propusieran, como fue la de Sotomayor celebrada en Carabanchel (alternando con Antonio Sánchez) el 13 de junio de 1926. El toro quinto, llamado Gallego, le cogió al torearlo de capa y le infirió dos grandes cornadas, una de ellas, en el vientre, mortal de necesidad. como que falleció a los veinte minutos.

La verdad es que a nadie sorprendió el suceso.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

5 − dos =