HISTORIA DEL TORERO

JOSÉ MORENO (Morenito del Rosario)

Publicado el 19 de junio de 2023
Abel Murillo Adame logo

Matador de toros natural de Villanueva del Rosario (Málaga) que en tiempo bien reciente -julio de 1978—resultó herido de alguna consideración en Alcalá de los Gazules (Cádiz) por una vaca de retienta. Comenzó a intervenir en novilladas con picadores durante la temporada de 1979. El 12 de octubre de tal año torea en Lorca (Murcia) ganado de Germán Gervás, junto a sus compañeros de cartel José Aguilar, Granada, y Pepín Jiménez, y agrada su labor, premiada con las dos orejas de su primer oponente. Interviene en otros dos festejos durante tal campaña y en la siguiente, cuando todavía no ha consolidado su nombre en el mundo del toro, toma la alternativa, el 22 de agosto, en Antequera (Málaga) de manos de Sebastián Palomo, Linares, quien le cede, ante el testigo Juan Antonio Ruiz, Espartaco, la muerte de un ejemplar de la ganadería de Gabriel Rojas al que cortaría las dos orejas y el rabo. En dicho año participó en otras dos corridas de toros, las celebradas el 14 de septiembre en Málaga y el 26 de octubre en Huércal-Overa (Almería). En la primera le otorgan una oreja de una res de Ramón Sánchez, en presencia de Andrés Jiménez, El Monaguillo, y José Ortega, y en la restante las dos orejas de su primer enemigo, de la divisa de Julio de la Puente, ante Antonio José Galán y Édgar Díaz, que acababa de ser doctorado en tauromaquia. Pese a sus iniciales triunfos, basados en un toreo de corte tremendista ya en franco desuso, durante 1981 tan solo se vistió de luces en una ocasión, para hacerlo dos veces en 1982, nuevamente en Antequera el 22 de agosto y en Torremolinos (Málaga) el 26 de septiembre. Se trató de una corrida mixta la primera tarde, cuando alternó con Antonio García, Utrerita, en la lidia de cuatro astados del conde de la Maza –de los que cortó un total de tres orejas—antes de la actuación del novillero Luis Miguel Campano. En la segunda oportunidad concedió la alternativa a José Mercadillo, en presencia del rejoneador Eduardo Serra, Bombita, sin que su trabajo con los toros de Benítez Cubero lidiados tuviera detalles sobresalientes.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − trece =