HISTORIA DEL TORERO

JAVIER ESCOBAR (El Fraile)

Publicado el 31 de agosto de 2022
Abel Murillo Adame logo

Matador de toros nacido en la capital mexicana el 23 de noviembre de 1962. En la plaza La Florecita de la Ciudad Satélite dejó una inmejorable impresión el 4 de junio de 1983, pese a su fallo a espadas que le impidió cortar trofeos. En el mismo coso participa en la corrida del siguiente 2 de julio, en la que estoquearía tres reses de la vacada de Olivares, al resultar cogido el portugués Antonio do Carmo, con el satisfactorio resultado de que le concedieran un total de tres orejas. En diciembre de 1983 resulta herido en el coso de Durango y su reaparición tiene lugar en el de Apam para alternar con Francisco Ortiz, Curro Madrid, en la lidia de astados del hierro de Valparaíso. Se presenta en el ruedo de la plaza Monumental de Monterrey el 6 de mayo de 1984 para despachar dos novillos de la divisa de Garza Leal en presencia de Alberto Galindo y Nacho Molinar. En el capitalino coso México no tiene fortuna el 20 de junio de 1985 con difícil ganado de Cordomé, en cartel completado con José Lomelí y José Luis Méndez. El corte tremendista de este diestro mexicano, que incluso cita muy cerca, de rodilla, para colocar los rehiletes, tiene cierto tirón en determinados públicos. El 8 de enero de  1984 se presentó en el monumental coso de la calle Insurgentes alternando con Manuel Cascales y Ramón Fuentes en la lidia de un lote de La Soledad. Se doctoró en Durango, el 1 de enero de 1985, de manos de Alfredo Leal, con un toro de La Playa, en presencia de Antonio Lomelí . Así ocurrió el 4 de agosto de 1985 en Teziutlan  donde le otorgaron las dos orejas de su primer enemigo, del hierro de Ángel Vascuráin y en su segundo hubo de dar vueltas al anillo. Ese año llegó a sumar diecisiete corridas de toros, número que se elevó espectacularmente hasta treinta y dos en 1986. Cuando en 1987 llevaba lidiadas diez, anunció su retirada. Alternó por última vez con Paco Dóddoli y Ernesto Belmont, en Uruapan, el 22 de noviembre de este año, cortando una oreja al último toro del festejo, que, como el resto, llevaba el hierro de Dóddoli Hermanos. Inesperadamente reapareció el 12 de agosto de 1995, toreando en el coso de La Florecita (México), alternando con Jorge Carmona. El Oriental y Amado Luna en la lidia de  cuatro toros del hierro de De Haro. Con otra actuación en el mismo coso y  otra en la México dio por finalizada esta reaparición. En la capital confirmó ese  día su doctorado, de manos de Manolo Sánchez. El toro de la cesión se llamó Don Pablo, de 464 kilos, que sustituyó a Don Pepe, devuelto a los corrales al partirse el pitón izquierdo. Ambos llevaron el hierro de La Guadalupana , divisa de la que se jugaron tres, junto a otros tantos de don Salvador Rojas. Completaros el cartel Jesús Torre, Roberto Ramírez, El Oriental, Ángel García, El Chaval, y Gabriel Meléndez. Se dio la circunstancia curiosa de que El Fraile confirmó en el mismo festejo, las alternativa de Jesús Torre, El Oriental y El Chaval, actuando, por tanto, tres veces de padrino. Desde entonces participa en un número muy escaso de festejos en su país.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

tres × 2 =