HISTORIA DEL TORERO

FRANCISCO AGUILAR AGUILAR (Paco Aguilar)

Publicado el 22 de abril de 2022
Abel Murillo Adame logo

Matador de toros macido en Casabermeja (Madrid) el 21 de octubre de 1951 (en otras fuentes se dice que nació en Málaga en 1952), que desde la edad de 14 años, entoces por capeas y tentaderos, estuvo metido de lleno en el mundo del toro. Su primer traje de alamares lo lució el 9 de septiembre de 1972 en Torremolinos, ruedo en el que actuó varias veces posteriormente, como el 8 de mayo de 1975, cuando estoqueó muy aceptablemente una res de Salvador García Cebada. El siguiente 4 de octubre toreó su primera corrida picada, para bien poco más tarde intervenir en la novillada de la Feria del Pilar, de Zaragoza, con el éxito que supone cortar un total de tres orejas a los astados de la vacada portuguesa de Veiga que le correpondieron. También triunfó en el coso Monumental, de Barcelona, el 11 de abril de 1976, al cortar una oreja de un novillo de la ganadería de Los Campillones ante Luis Miguel Muro y Juan Ramos. Dos semanas después, el día 25, se presentó en la plaza de Vistalegre, de Madrid, para alternar con Fernando Martín, Sacramento, y Raúl Gómez, Colombo, en la lidia de un encierro de Juan Pablo Jiménez Pasquau. Le ovacionaron en la vuelta al ruedo que hubo de dar tras la muerte de cada uno de sus novillos, a pesar de que en su segundo escuchó un aviso presidencial al no acertar con el acero. El siguiente 2 de octubre, una res de Luis Algarra le produjo una luxación grave en el codo izquierdo en la localidad valenciana de Algemesí, Durante la temporada de 1977 intervino en 36 funciones, y fue herido de gravedad el 22 de mayo en la Maestranza sevillana por un astado de José González Sillero al Instrumentar una larga cambiada. Al comienzo de la siguiente campaña, el 1 de mayo, se presentó en el madrileño coso de Las Ventas para alternar con Lázaro Carmona y Morenito de Maracay en la lidia de tres reses de Benítez Cubero, dos de Lora Sangrán y una de Leopoldo Picazo. Agradó su labor en tal oportunidad y es premiado con una vuelta al anillo tras estoquear a su primer oponente. El siguiente domingo, día 7 de mayo, tomó la alternativa en la capital malagueña de manos de Miguel Márquez en presencia de Salvador Párelo. Se corrió un encierro de Antonio Flores Tassara y el novel doctor cortó una oreja del toro de la cesión. El posterior 9 de julio confirmó tal alternativa en Madrid apadrinado por Joaquín Bernadó, con Julio Vega, Marismeño, de testigo de la ceremonia. Paco Aguilar triunfo en tal circunstancia con los dos cornúpetas de la ganadería de La Laguna que le correspondieron, con galardón de una oreja de su segundo enemigo, mientras recorrió el ruedo tras estoquear su primero. Completó el programa la actuación de la joven torera Maribel Atiénzar, con dos novilletes de Juan María Pérez-Tabernero. Volvió a la Monumental madrileña el 6 de agosto, corrida del Montepío de Toreros sin que destacase su labor con las reses de Luis Albarrán de su lote, en presencia del citado Bernadó y de Antonio Guerra. Se encontraba este espada en un punto crucial de su carrera y habría de subir los perdaños que le restasen para situarse entre los diestros privilegiados del toreo de entonces. Habrá de aprovechar, forzosa e inmediatamente, todas las oportunidades que se le brindan. Toreó en 1978 una docenas de corridas de toros. Continuó en activo varios años, con muy reducido número anual de ajustes. Así, en 1980 únicamente toreó una corrida, repitió la mínima cifra en 1981 y actuó en dos ocasiones en 1982. En la siguiente campaña viste nuevamente las luces en una sola coyuntura, el 28 de agosto en la madrileña plaza de Las ventas, donde confirmó la alternativa a Teodoro Librero, El Bormujano, en presencia del testigo Antonio Sánchez Fernández, y Sánchez Puerto. Se lidiaron cinco astados de la vacada de Pilar Población y uno de la divisa de Manuel Sánchez Cobaleda, sin que Paco Aguilar tuviera ocasiones de lucimiento al demostrar un evidente desentrenamiento y fallar, por otra parte, con el acero. Aunque retirado desde 1983, sorprendentemente se vistió de luces en una ocasión, el 26 de junio de 1988, en Málaga, alternando con Jerezano y el rejoneador Manuel Vidrié, y con toros de don Joaquín Núñez del Cuvillo y don Diego Puerta Diánez.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

17 − 8 =