HISTORIA DEL TORERO

Pedro Barrera Elbal

Publicado el 1 de febrero de 2022
Abel Murillo Adame logo

Nació en Caravaca (Murcia) el 15 de junio de 1914 y se presentó en Madrid como novillero el 12 de julio de 1936, para estoquear reses de varias ganaderías con José Neila y Torerito de Triana.

Terminada la guerra, adquirió alguna nombradía como tal matador de novillos y no tenía mal cartel, no, señor, antes de recibir la investidura de matador de toros, acto que se retrasó algo por la grave cornada que sufrió en Córdoba el 12 de octubre de 1940.

Cuando se efectuó la misma fue el 25 de julio de 1941, en Valencia, al cederle Pepe Bienvenida, en presencia de Manolete un toro de Galache. Y la confirmación en Madrid se registró el día 9 de octubre del mismo año, actuando Marcial Lalanda como padrino, en cuya corrida se lidiaron cuatro toros de doña María Montalvo y otros cuatro de su esposo, don Antonio Pérez. Completaron el cartel de la misma los citados Pepe Bienvenida y Manolete.
En el primer año de su doctorado toreó 21 corridas; en 1942, 31; en 1943; bajó a diez en 1944; empezó a hacer medios mutis, que a tal cosa equivalió despachar una o dos corridas por temporada, y al fin se le olvidó.
Por lo que llevamos dicho en las anteriores páginas y por lo que diremos en las siguientes, observe el lector cuántos y cuántos matadores de toros se han parecido a la flor del almendro. Prometen mucho; pero vienen los fríos y se pierde la cosecha. Dejó de existir en su finca de su natal Caravaca (Murcia) el 21 de agosto de 1977.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

nueve + 5 =