HISTORIA DEL TORERO

Juan Sal y López (Saleri)

Publicado el 30 de diciembre de 2021
Abel Murillo Adame logo

Madrileño, nacido el 13 de febrero de 1876, a quien, huérfano de Padre, tomó bajo su protección el picador Bocacha, quien le colocó de monosabio en la plaza de Madrid.

Trabajó primeramente como banderillero, y luego de hacer el servicio militar se dedicó a matar novillos, habiendo hecho su presentación en la plaza madrileña el 10 de septiembre de 1899. Toreaba de capa y muleta con finura y todo lo que hacía en el ruedo denunciaba a un diestro muy enterado de su profesión; pero jugaron los imponderables y se desvanecieron las esperanzas que en él pusieron algunos, entre ellos Guerrita, que le vio torear en San Sebastián.

El 30 de marzo de 1902, en la corrida inaugural de la temporada, tomó la alternativa en Madrid de manos de Conejito, con Ricardo Bombita de testigo y toros del duque de veragua. El de la cesión, jabonero sucio, se llamaba Tendero.

Sufrió percances serios que le hicieron desconfiado, y los más graves fueron: una cornada en Zaragoza, el 9 de agosto de 1903, y otra en Alcalá de Henares, el 10 de junio de 1906.

Siempre toreó poco, y el año 1916 no tomó parte más que en una corrida, celebrada en Lisboa el 4 de junio. Aquélla fue su última actuación

Casado con la viuda del banderillero Santos López (Pulguita), dueña de un estanco en Madrid, se le designó con el apelativo de Saleri, el estanquero, y falleció en dicha capital el 4 de enero de 1938.

Comentarios recientes

No hay comentarios que mostrar.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

3 + diecisiete =