HISTORIA DEL TORERO

GREGORIO SÁNCHEZ

Publicado el 2 de marzo de 2022
Abel Murillo Adame logo

O Gregorio Lozano Sánchez, que es como realmente se llama. Nació en Santa Olalla (Toledo) el 9 de mayo de 1927; apareció como figura de relieve durante algunos años y tuvo del toreo un concepto sobrio y valeroso cuya práctica le deparó abundantes éxitos; pero los nuevos valores que surgen incesantemente le hicieron perder terreno.

Su aprendizaje fue laborioso, pues llevaba seis años rodando por esas plazas cuando se presentó en la de Madrid el 8 de agosto de 1954 para matar con Luis Díaz y José Rivas novillos de Rodríguez Santana.

Su tesón, su fuerza de voluntad, le hicieron torear 46 veces en 1955, y con fecha 1.º de abril de 1956 tomó la alternativa en Sevilla de manos de Antonio Bienvenida con Joselito Huerta de testigo y toros de don Joaquín Buendía. Por cierto que al pasar de muleta al toro de la cesión fue cogido y sufrió una cornada grave en la región glútea.

La confirmación de tal investidura se efectuó en Madrid el 14 de mayo del mismo año, por haberle cedido César Girón un toro de don Antonio Pérez en presencia de Alfonso Merino.

He aquí sus brillantes estadísticas como matador de toros: en 1956 despachó 61 corridas; en 1957, 73; en 1958, 87; en 1959, 64; en 1960,62; en 1961, 56, etc., etc. Estos etcéteras quieren decir que en 1962 se inició el descenso, que éste fue rápido y que las vacas gordas pasaron para no volver, como no vuelve el tesoro de la juventud, según dijo un poeta nicaragüense en unos versos maravillosos. En 1969 toreó 14… y a remolque del Cordobés.

Gregorio Sánchez falleció el 23 de junio de 2017 a los 86 años en su domicilio de Galicia por causas naturales.

Comentarios recientes

No hay comentarios que mostrar.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

catorce − trece =