HISTORIA DEL TORERO

Francisco Royo Turón (Lagartito)

Publicado el 18 de enero de 2022
Abel Murillo Adame logo

Fue valiente, no era torpe como torero y le animaron siempre sus grandes deseos de triunfar.

Nació en Belchite (Zaragoza) el 14 de febrero de 1902; tras algunos, años de aprendizaje en su tierra, y después de actuar en Barcelona, se presentó en Madrid el 23 de marzo de 1924, para matar toros de Surga con Torquito II y Tomás Jiménez; en 1925 fue uno de los novilleros de vanguardia, puesto que mantuvo en 1926, hasta que el 19 de septiembre tomó la alternativa en Barcelona de manos de Valencia II, al cederle el toro Fortuno, de Terrones. En tal corrida fue segundo matador su paisano Villalta.

El 10 de octubre siguiente confirmó –con feliz éxito– dicha alternativa en Madrid, actuando Antonio Posada de maestro de ceremonias y Manuel Martínez de acompañante, en cuya corrida también fueron de Terrones los toros que se lidiaron; todo parecía prometer que el buen Lagartito se abriría paso como matador de toros; pero una grave cornada que sufrió en Málaga el 17 de abril de 1927, al quitarle bríos relajó su voluntad. Y al montón fue a parar en seguida.
Otra cornada que recibió en Ceret (Francia) el 21 de septiembre de 1930 le hizo andar a la deriva, yendo y viniendo de América a España o toreando en las plazas francesas, sin excluir el Hipódromo de París.
Acabó por hacerse ganadero de reses bravas para novilladas sin picadores, y murió en Zaragoza el 21 de junio de 1966.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

19 − 4 =