HISTORIA DEL TORERO

ANTONIO MILLÁN DÍAZ (Carnicerito de Úbeda)

Publicado el 3 de abril de 2022
Abel Murillo Adame logo

Una excelente campaña como novillero en 1967 le llevó a la alternativa, a la que todos aspiran y en la que muy pocos se sostienen, y como este ubetense parece bien dispuesto, acaso pueda ocupar un puesto en la segunda fila.

Se dio a conocer en Madrid el 5 de marzo de dicho año con Gregorio Lalanda y Adolfo Rojas en la lidia de seis novillos de <<Maribáñez>>, y tomó la alternativa el 10 de marzo de 1968 en su ciudad natal de manos de Antonio Ordóñez, mediante cesión del toro Cantitos, de don Lisardo Sánchez, figurando Ángel Teruel como segundo matador.

La confirmación en Madrid fue el 20 de mayo de 1969, de manos de Paco Camino, con toros de don Pío Tabernero de Vilvis y Paquirri de segundo espada.

Consignemos que nació en Úbeda (Jaén) el 22 de septiembre de 1947 y que toreó 30 corridas en 1968 y 26 en 1969.

Carnicerito de Ubeda murió el 4 de febrero de 1976 en accidente de automóvil, ocurrido en la carretera de Ubeda a Navas de San Juan. Inmediatamente después de sufrir el accidente fue trasladado a la residencia sanitaria de Ubeday dada su extrema gravedad se intentó su traslado a un centro asistencial de Granada, pero falleció en el camino. Su cadáver fue llevado a Ubeda, donde recibirá sepultura. Antonio Millán, Carnicerito de Ubeda, era un veterano torero a quien siempre tuvieron en consideración los aficionados, pues había demostrado su valor y su técnica frente a reses de grandureza y trapío. La suerte no correspondió a sus méritos, sin embargo, y en las últimas temporadas había tenido pocos contratos, hasta el extremo de que, en la presente, sólo llegó a vestirse de luces una tarde. En 1975 sumó nueve actuaciones.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

18 − diecisiete =