HISTORIA DEL TORERO

ANDRÉS SÁNCHEZ FERNÁNDEZ (Andrés Sánchez)

Publicado el 6 de enero de 2024
Abel Murillo Adame logo

Matador de toros nacido en Salamanca el 14 de junio de 1972. Vistió de corto por vez primera en festejo público el 25 de julio de 1989, en la localidad salmantina de Santiago de Puebla. Ese mismo año, cuatro días después, se calza por vez primera la taleguilla en una becerrada nocturna que se celebra en Salamanca. Continúa una temporada más como novillero sin picadores y en 1991 se anuncia su presentación con los del castoreño para el día 17 de febrero, en la plaza de toros La Muralla, de Brihuega. pero no puede ser, ya que el festejo se suspende y debe aplazarse el esperado debut hasta el 3 de marzo. En esa fecha alterna con Gitanillo Vega y el rejoneador Rubén Martín, lidiando novillos de don José Sánchez Benito. odavía se le conoce por el apodo de Andresín, aunque ya no se anuncia así, y corta una oreja al primero de su lote, y tiene que dar la vuelta al ruedo tras la muerte del toro novillo que le corresponde en suerte. Participa en once novilladas este año de su presentación, y hace algunos paseíllos en plazas de segunda categoría, como las de Tarragona, Salamanca y Valladolid. En 1992 alterna en 19 novilladas, y mantiene su preocupación por alternar en cuantas plazas de importancia puede. Torea dos tardes en Tarragona, y en la segunda de ellas corta tres orejas de dos ejemplares de doña Pilar Población del Castillo. Se presenta en Francia, el 8 de mayo, en Saint-Vincent de Tyroise, acartelado con Gilles Marsal y Chamaco, en la lidia de novillos de Sepúlveda. Unos días después, el 24 del mismo mes, alterna por vez primera en Barcelona. Esta vez le acompañan en el paseíllo el vallisoletano Manolo Sánchez y el Cordobés El Califa y se las entienden con novillos portugueses de don Antonio Cabral d’Ascençäo. Tres tardes en Palma de Mallorca y una en Salamanca completan sus actuaciones en plazas de segunda categoría esta temporada, en la que termina con diecisiete festejos, dos de ellos en Francia. Se despide de novillero en 1993 alternando en El Álamo (Madrid), el 5 de septiembre, con David Gil y Daniel Granado. Estoquean reses de Sotillo Gutiérrez. Ha intervenido hasta el momento en quince novilladas, tres de ellas en Francia. Sin haberse presentado en Madrid, pocos días después, el 11 de septiembre, en Salamanca, es investido matador de toros, de manos de Dámaso González, quien, en presencia de Niño de la Capea, le cede la muerte del toro Buenos Días, herrado con el número 238, negro de capa, de 550 kilos de peso y perteneciente a la ganadería de Clairac. Vestía de blanco y oro. En este festejo se conmemoraba el centenario de la plaza de La Glorieta y de nuevo se lidiaban los toros con los que se inauguró.

A Buenos Día, el de la ceremonia, le cortó una oreja, y al que cerró plaza, un precioso castaño, otra, lo que le valió la salida por la puerta grande del ya centenario coso. Derrochó entusiasmo y suplió con ello la lógica falta de experiencia. Quizá pecó de haber una faena encimita, pero el arrojo y el estilo al manejar la espada le valieron esa merecida oreja. También su manejo del estoque recompensó una faena algo embarullada, por los nervios, y aunque no pudo ser hasta el tercer intento, el espadazo con el que despachó al toro le valió la segunda oreja. Repitió en el coso de su ciudad natal el 19 del mismo mes, y con una corrida en Guadarrama y otra en Almendralejo remató su temporada. En 1994 torea en plazas de escasa importancia, si se exceptúa su comparecencia en la feria de su tierra, dos tardes en las que corta una oreja en cada una. Despide 1994 después de haber realizado doce paseíllos vestido de luces. Diez corridas torea en 1995, entre ellas la de su confirmación del doctorado ante la afición madrileña, el 16 de abril. Hace el paseíllo en Las ventas, vestido de grana y oro, con Fernando Cepeda, su padrino, y Fernando Cámara que completa el cartel. Mató en primer lugar un astado con el hierro portugués de Sociedad Agrícola Couto de Fornilhos, llamado Torto, negro, bragado y meano de capa, herrado con el número 110 y de 511 kilos de peso. Se le aplaudió cuando dobló este ejemplar, pero no fue suficiente triunfo para que la temporada le deparara mayor número de contratos. En el año 1997 sumó once festejos, uno más que en la temporada de 1998. En 1999 hace el paseíllo en cinco ocasiones, y ve aumentado su número de contratos en 2000, año en el que torea en 22 ocasiones. En años posteriores su número de compromisos fue menguando, hasta torear un festival en el año 2006.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 − 6 =