HISTORIA DEL TORERO

Valentín Martín y Lorenzo

Publicado el 24 de diciembre de 2021
Abel Murillo Adame logo

Vio la luz en Torrelaguna (Madrid) el 14 de febrero de 1854, dio sus primeros pasos en el toreo trabajando como banderillero en las novilladas; entró en la cuadrilla de Frascuelo para cubrir la vacante que dejó Ángel Pastor, y aunque no estuvo sobrado de aptitudes para ser matador, tomó la alternativa en Madrid el 14 de octubre de 1883, al cederle Currito el toro Porquero, negro, de don Anastasio Martín.

En provincias tuvo algunas actuaciones estimables, y en Madrid una tarde triunfal, la del 5 de julio de 1888, al estoquear mano a mano con Lagartijo seis toros de la ganadería de don Antonio Hernández.

Retirado se hallaba cuando, al celebrarse el 12 de mayo de 1898 una corrida patriótica en Madrid –en ocasión de nuestra guerra con los Estados Unidos–, pidió un puesto en ella y dio muerte a un toro de Vicente Martínez.

No volvió a vestir el traje de luces, vivió holgadamente en su vejez –merced a su sana naturaleza y a una vida metódica– y llegó a los ochenta y dos años con un vigor impropio de tan avanzada edad. Falleció en Madrid el 25 de febrero de 1936.

Aunque tomó la alternativa antes que Mazzantini, cedió a éste la antigüedad.

Comentarios recientes

No hay comentarios que mostrar.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

1 × uno =