HISTORIA DEL TORERO

Rafael Molina y Martínez (Lagartijo)

Publicado el 30 de diciembre de 2021
Abel Murillo Adame logo

Primeramente se apodó Lagartijo-chico, pero en cuanto tomó la alternativa se quitó el chico y quedó en Lagartijo solamente, apodo que hizo célebre su tío carnal Rafael Molina y Sánchez.

Vino al mundo en Córdoba el 16 de julio de 1880, y el ambiente familiar hizo la vocación germinara en él inmediatamente; halló cuantas facilidades pudiera apetecer para no hallar tropiezos en el camino, y empezó la profesión formando con Machaquito la pareja de matadores de una cuadrilla de Jóvenes cordobeses, la cual se presentó en Madrid el 8 de septiembre de 1898, obtuvo, un feliz éxito y se puso de moda Inmediatamente.

Después de realizar brillantes campañas como novilleros en los años 1899 y 1900, se anunció la alternativa de los dos en el coso madrileño para el día 16 de septiembre del segundo de dichos años; hubo sorteo (improcedente) para determinar cuál de los dos habría de ser el primero en recibir los trastos, sin tener en cuenta que Machaquito venía actuando delante de Lagartijo, y como la suerte favoreció a éste, pasó aquél a ocupar el segundo puesto.

La corrida en cuestión fue de ocho toros del duque de Veragua, y si a Lagartijo le cedió los trastos Mazzantini, a Machaquito se los cedió Emilio Bombita. El toro de la alternativa de Lagartijo se llamaba Jardinero y era negro Bragado.

Buen torero fue este sobrino de Lagartijo el Grande; cuando abría el frasco de la solera cordobesa (lo de solera empezó a decirse entonces), se paladeaba el buen arte; pero arraigó en él una negligencia, un abandono Tal que sólo de vez en cuando lucía sus envidiables aptitudes. ¿Falta de valor? ¿Carencia de voluntad? El caso es que fue perdiendo terreno y que a su abulia hubo que agregar su nada envidiable estado de salud, como consecuencia de los fuertes varetazos que de un toro de Miura sufrió en Zaragoza el 14 de mayo de 1908. A causa de aquel percance, se presentó la tuberculosis; el año 1909 lo pasó buscando inútilmente alivio en las aguas medicinales, y el 8 de abril de 1910 dejó de existir en Córdoba.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

diecisiete + 19 =