HISTORIA DEL TORERO

RAMÓN FERNANDO MARTÍN GARCÍA (Sacromonte)

Publicado el 11 de abril de 2023
Abel Murillo Adame logo

Matador de toros, nacido en Cadiar (Granada) el 2 de agosto de 1946, que en sus comienzos en la profesión torera utilizó el apodo de El Granadino. El 31 de octubre de 1971 triunfa en un festejo económico celebrado en Barcelona al cortar un total de tres orejas ante los también noveles Ángel Risueño y Guerrero Calderón. Durante la siguiente temporada interviene en veinte funciones de tal tipo. Un nuevo éxito alcanza el 20 de mayo de 1973 en Gerona al serle concedidas tres orejas de reses de Rodríguez Melgar en presencia de sus compañeros de cartel el espada Juan Antonio Cobo, Garbancito, y el rejoneador Curro Bedoya. En 1974 comienza a tomar parte en corridas picadas. El 23 de mayo hizo el paseíllo en el coso de la capital granadina para estoquear, sin demasiado acierto, ganado de José María Arauz de Robles en unión de Jorge Motril, en festejo en el que también intervinieron los caballistas Eduardo Serra Torres, Bombita, y Emi Zambrano. Se presenta en la plaza La Tercera, de San Sebastián de los Reyes (Madrid) el posterior 20 de julio, en corrida televisada en directo, en la que completaron la terna de espadas Curri de Camas y Herrerita. El 14 de abril de 1975 torea en el coso madrileño de Vistalegre y es herido de pronóstico reservado en la pierna derecha por un novillo de la vacada de Castraz de Yeltes. En dieciocho oportunidades se viste de luces en 1976 anotándose buenes actuaciones, como la conseguida en Valdemorillo (Madrid) el 5 de febrero con astados de Alfredo Quintas, a los que cortó cuatro orejas y un rabo, o la alcanzada en Palma de Mallorca el 30 de mayo al desorejar a un cornúpeta del conde de Mayalde. Desciende su contratación a diez corridas en 1977 y empeora aún el panorama al no pasar de dos funciones las que torea en 1978, una de ellas, la del 9 de abril, para debutar en la plaza de Las Ventas, de Madrid, donde alterna con Paco Núñez y José Castilla en la lidia de un encierro de los hermanos García Romero sin que su labor, no más de discreta, dé margen a fundadas esperanzas cara al futuro. Tras intervenir en muy corto número de festejos en el transcurso de la temporada de 1979, toma la alternativa en Granada, el 8 de junio de 1980, en la tradicional feria del Corpus, al cederle el padrino Sebastián Palomo Linares, en presencia del testigo Francisco Ruiz Miguel, la muerte de un toro de la divisa de Luis Albarrán, El toricantano cortó una oreja en tarde de tanta responsabilidad. El toro de la confirmación del doctorado en Madrid se llamó Compuesto, estaba marcado con el número 78, era negro de capa y pesó 502 kilos. Se vistió de luces por última vez el 17 de junio de 1987, en Granada, con el Taranto, Andrés Moreno y Abelardo Granada de compañeros. Se lidiaron ocho ejemplares de don Francisco Campos peña. Mostró voluntad y valor el 23 de agosto de 1981 en la plaza Monumental de Barcelona, cuando, ante el rejoneador Joaquín Moreno Silva, Alternó con Manuel Cortés y Francisco Bautista en la lidia de un encierro de la ganadería del conde de Mayalde. El posterior 25 de septiembre, en Valladolid, corta las dos orejas de un astado de la vacada de Molero Hermanos, en presencia de Manuel Vázquez y Julio Robles. No pasaron de tres los contratos cumplimentados este año, y en el siguiente de 1982 participó en siete corridas, cuatro de ellas celebradas en cosos portugueses, siendo la primera de estas el 4 de julio en la localidad de Portimão. Su confirmación en la madrileña plaza de Las ventas tiene fecha del 7 de agosto de 1983, actuando Raúl Sánchez y Sánchez Puerto de padrino y testigo, respectivamente, de la ceremonia. Se corrieron reses del hierro de Rocío de la Cámara y el nuevo confirmado se anotó una aceptable labor. Tan solo se vistió de luces en un par de ocasiones en tal campaña, y lo llevó a cabo en cuatro coyunturas en 1984, dos de ellas en circos lusitanos. Dos corridas toreadas en 1985 y una en 1986 son los postreros paseíllos que ha realizado este modesto y pundonoroso diestro, al que, por supuesto, no le han sobrado las ocasiones de lucimiento.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − 10 =