HISTORIA DEL TORERO

Cándido Martínez y Pingarrón (El Mancheguito)

Publicado el 30 de diciembre de 2021
Abel Murillo Adame logo

Se apodó así este diestro porque era de Albacete, donde nació el 1.º de febrero de 1867. (Vaya por el consonante.) Fue modesto tal vez por condición, pero no podía ser otra cosa. El arte que le faltaba, procuró suplirlo con voluntad y valentía.

Se presentó en Madrid como novillero el 8 de septiembre de 1889, con Francisco Ojeda y toros de Solís y de Carriquiri, y bien curtido ya en el oficio, tomó la alternativa en su ciudad natal, de manos de Fabrilo, el 9 de septiembre de 1895; pero en seguida renunció a ella.

en su segunda etapa de novillero, sufrió en Madrid una grave cornada el 31 de julio de 1898; los contratos disminuían de manera alarmante, y para no quedarse en matador de novillos, recibió una nueva alternativa, también en Albacete, de manos de Antonio Fuentes, el 10 de septiembre de 1900, con ganado de Ibarra, cuyo nuevo doctorado equivalió a su ingreso en clases pasivas.

La última vez que vistió el traje de luces fue en la repetida ciudad de Albacete el 24 de junio de 1910, estoqueando reses de don Damián Flores en unión de su hijos, Baltasar y Francisco, que quisieron ser toreros y se quedaron en el camino. Falleció el 3 de febrero de 1925.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

diecisiete − catorce =