HISTORIA DEL TORERO

RAFAEL BEJARANO

Publicado el 19 de marzo de 2022
Abel Murillo Adame logo

¿Verdad que tanto el nombre como el apellido tienen olor y sabor de Córdoba pura? Así se llamaba el Torerito, aquel matador a quien Lagartijo dio la alternativa el año 1889, y muchos son los toreros cordobeses –empezando por Guerrita— que llevaron el apellido Bejarano.

Pero este Rafael no era de España, sino de Méjico, nacido en fecha que se ignora y que seguramente no será tormento de los investigadores ni de los eruditos. Solamente se sabe que sin que nadie tuviera noticia de su existencia (ningún aficionada queremos decir) tomó la alternativa el 22 de septiembre de 1963 en la plaza de Puerta de Segura (Jaén) de manos de Juan Montero, con Orteguita de segundo matador y ganado de Arauz de Robles.

Da verdadera grima lo que con las alternativas ocurre. A este paso van a tomarla hasta los serenos, dicho sea con todos los respetos para tan sufrido y abnegado cuerpo de servicio norturno.

No hay que decir que nada más se supo de tal Bejarano.

Comentarios recientes

No hay comentarios que mostrar.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

dos + 1 =