HISTORIA DEL TORERO

Manuel Hermosilla y Llanera

Publicado el 23 de diciembre de 2021
Abel Murillo Adame logo

De elevada estatura, ancho de hombros, esbelto y bien proporcionado de cuerpo, de gesto duro y curtida tez, sentencioso al hablar y pausado en sus movimientos, así fue el señor Manuel Hermosilla, nacido en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) el 14 de enero de 1844.

Hermosilla fue un diestro que desarrolló sus actividades taurómacas principalmente en los países americanos, que ya tenía bastante recorridos cuando Bocanegra le dio la alternativa en el Puerto de Santa María el 21 de julio de 1872, mediante cesión del toro Cucharero, de Bermúdez Reina; y esta alternativa se la confirmó Lagartijo en Madrid, el 12 de julio de 1874, al cederle el toro Espejito, de Miura.

Fue pundonoroso y valiente, pero seco y poco habilidoso, y a su mala colocación en el ruedo atribuyeron muchos la gravísima cogida que sufrió Frascuelo en Madrid del toro Guindaleto, de Adalid, el 15 de abril de 1877.

A Hermosilla le cogió de lleno la larga época de la histórica rivalidad entre Lagartijo y Frascuelo y el hombre vio achicada su esfera de acción en esta latitudes.

Se despidió del toreo y de los públicos españoles el 26 de junio de 1910 en el Puerto de Santa María, estoqueando toros de Surga con Morenito de Algeciras y Moreno de Alcalá; pero se le podía considerar retirado desde mucho tiempo antes.

Comentarios recientes

No hay comentarios que mostrar.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cinco × 4 =