HISTORIA DEL TORERO

Manuel Fuentes (Bocanegra)

Publicado el 21 de diciembre de 2021
Abel Murillo Adame logo

Nació en Córdoba el 21 de mayo de 1837; empezó a torear en una cuadrilla de niños que organizó Camará; Fue más tarde banderillero en la de su paisano Pepete, finalmente ingresó en la del valiente Manuel Domínguez, de cuyo diestro recibió la alternativa en Puerto de Santa María el 31 de agosto de 1862. La confirmación en Madrid, efectuada el 5 de mayo de 1864, corrió a cargo de Cúchares.

Pundonoroso y valiente aseguran que fue este diestro; pero deficiente y escaso de recursos, y a esto obedeció que le arrollaran otros toreros, que sufriera varias cornadas y que toreara menos corridas cada año.

Una enfermedad de la vista hizo que en los años 1869 y 1870 no pudiera vestir el traje de luces; después se puso demasiado obeso –con lo que sus movimientos fueron más torpes–, y gordo, casi ciego y privado de agilidad, salía de vez en cuando a las plazas a jugarse la vida.

El día 16 de junio de 1889 toreó por última vez en Madrid, sustituyendo a Frascuelo en una corrida de Beneficencia, y con sus cincuenta y dos años encima, mató practicando la suerte de recibir al toro Rosquillero, de Aleas; cuatro días después, o sea con fecha 20, presenciaba una novillada en Baeza (Jaén), en la que actuaban unos torerillos principiantes; el cuarto toro, llamado Hormigón, de don Agustín Hernández, sembró el pánico en el ruedo; Bocanegra, con la venia presidencial, bajó al mismo para prestar ayuda a los inexpertos lidiadores, y al hacer un quite y salir perseguido no pudo entrar en un burladero, fue cogido y arrojado al suelo y sufrió una tremenda cornada que le produjo grandes destrozos intestinales y, por último, la muerte al siguiente día.

Comentarios recientes

No hay comentarios que mostrar.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

tres × 3 =