HISTORIA DEL TORERO

José María Ponce

Publicado el 20 de diciembre de 2021
Abel Murillo Adame logo

De Cádiz salieron bastantes toreros, según puede verse por la relación que llevamos hecha, y entre ellos se encuentra el que ahora exige nuestra atención, nacido el 31 de 1830 y de cuyas aptitudes existen juicios contradictorios.

Desde luego, no debió de ser muy grande su vocación, y si se hizo torero fue porque, enamorado de una hermana de los famosos banderilleros el Lillo y el Cuco, le exigieron éstos que si quería llevarse su palmito venía obligado a hacerse matador de toros.

Primeramente trabajó como banderillero, como empezaban todos, en las plazas andaluzas, y el 3 de agosto de 1856 alternó en Madrid con el Salamanquino en la lidia y muerte de cuatro toros de don Justo Hernández, que precedió a la de otros cuatro de don Gaspar Muñoz, estoqueados por Manuel Domínguez y el Panadero (José). Es decir, que fueron dos corridas en una sola.

Y tres años después, el 2 de octubre de 1859, le otorgó Manuel Domínguez otra alternativa en Sevilla, Los enredos que las alternativas ocasionaban en aquel tiempo no son para descritos.

En el año 1872 se encontraba en Lima y tomó parte en la corrida que se verificó con fecha 2 de junio. Más le valiera no haberlo hecho, pues el segundo toro de la tarde le produjo, al cogerle, un puntazo en la región glútea, en cuya herida se declaró la gangrena, por infección, y el torero gaditano, el que vistió el traje de luces por amor, dejó de existir el 14 de julio del mismo año.

Comentarios recientes

No hay comentarios que mostrar.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

8 − dos =