HISTORIA DEL TORERO

José Machío y Martínez

Publicado el 22 de diciembre de 2021
Abel Murillo Adame logo

Sevillano, como los dos anteriores, hermano de Jacinto –de quien ya hemos hablado –y nacido el 8 de febrero de 1842.

Protegido igualmente por Domínguez, y también por el Nili y Cúchares, éste le llevó consigo a La Habana en el viaje donde halló la muerte; se presentó en Madrid como novillero el 7 de noviembre de 1869, y el 10 de julio de 1870, toreando en la misma plaza con Cayetano Sanz y Currito, tomó de manos del primero. En tal corrida se lidió ganado de Pérez de la Concha.

Toreó bastante en provincias, figuró como matador de temporada en el abono madrileño de los años 1874 y 1876, y aunque halló siempre cariñosa acogida de dicho público, no consiguió rebasar la línea de las medianías.

En dicha plaza de Madrid sufrió dos cogidas graves: un, del toro Larguito, de López Navarro, el 23 de junio de 1872, y otra, del toro Cabezón, de Anastasio Martín, el 17 de mayo de 1874.

En el año 1884 toreó por última vez en España; en 1885 hizo una excursión a Cuba y Méjico, y en 1888 regresó a la Península bastante enfermo del estomago.

En Sevilla vivía retirado, y exacerbada dicha dolencia, allí falleció el 4 de mayo de 1891.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

diez − dos =