HISTORIA DEL TORERO

José Cándido Expósito

Publicado el 12 de diciembre de 2021
Abel Murillo Adame logo

Fue el primer lidiador de categoría que murió en el ejercicio de la profesión; de su nacimiento sólo se sabe que el día 30 de noviembre de 1734 fue depositado en la Inclusa de Cádiz y que se crio en Chiclana. Dedicado a la profesión taurina, fue discípulo predilecto de Lorencillo, y existen datos que permiten afirmar que este diestro le dio la alternativa en Madrid el 25 de mayo de 1756, en ocasión de torear con ellos el Malagueño y Juan Esteller.

Es el primer caso que de una alternativa se registra en la Historia, pues en la época que venimos recorriendo, y aun mucho después, bastaba que un neófito alternase con un matador de toros. Aquel caso de Cándido fue esporádico. De dicho diestro dice el varias veces citado Daza: <<Vino Cándido para abril la puerta a la finura y la seguridad de las suertes>>, y bien puede afirmase que fue el más notable de cuantos precedieron a Costillares Pepe-Illo y Pedro Romero. En una corrida celebrada en el Puerto de Santa María el 23 de junio del año 1771 lidiáronse reses de procedencia ignorada; cuentan las crónicas que la última <<asustó a público y lidiadores por su gran fiereza>>; en una caída del picador Coriano hizo el quite el banderillero Juan Barranco, que fue perseguido y librado a su vez por el capote de Cándido; pero resbaló éste en aquel momento y cayó al suelo, y aunque el toro siguió su viaje , se revolvió de pronto, recogió al diestro de la arena y le infirió dos cornadas –una en los riñones otra en un muslo–, de las que falleció en su domicilio a la una de la madrugada siguiente. Dejó huérfano un niño de poco mas de un año que habría de ser también torero famosísimo.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

diecisiete − 12 =