HISTORIA DEL TORERO

IGNACIO MARTÍN GUTIÉRREZ

Publicado el 15 de abril de 2023
Abel Murillo Adame logo

Matador de toros que nació en Ávila, el 16 de junio de 1966. Fue alumno de la Escuela de Tauromaquia de Madrid, desde finales de 1981 hasta 1986. Mató su primer becerro, vestido de corto, en Las Navas del Marqués, en julio de 1982, con Joselito y Vaquerito y erales que, como él mismo dijo, llevaban el hierro de la J y la H. El 14 de agosto de 1983 cortó una oreja del astado que le correspondió, de la ganadería de Andrés Hernando, en Piedralaves (Ávila). Le acompañaron en el cartel aquella tarde Juan Carlos González, Vaquerito, y José Antonio Carretero. En Ávila alterna el 2 de agosto de 1985 con Miguel Báez, Litri, y Rafael Camino en la lidia de novilletes del hierro de Pablo Mayoral y le es concedida una oreja del primero de su lote. Pisa el albero de la madrileña plaza de Las ventas para alternar, el 1 de mayo de 1986, con Rafael Valencia y Juan Carlos Collado, Niño de la Taurina, en la lidia de un encierro de la divisa de Nicolás Mateos, en un festejo sin caballos organizado por la Federación de Escuelas Taurinas. El resultado positivo de su labor quedó concretado en una oreja cortada en su primer enemigo y en una vuelta al anillo en el restante de su lote. Viste su primer traje de luces en 1986 y debuta con picadores en Arévalo (Ávila), el 7 de julio de 1987, para lidiar novillos de don José Manuel García García, con Macareno de Colombia y Celso Ortega como compañeros de terna. Seis novilladas torea esa temporada, entre ellas dos en las ferias de Villa del Prado y Arnedo. Este número se incrementa hasta once en 1988 y 1989, todas ellas en plazas de poco relieve, y en 1990, cuando lleva siete paseíllo como novillero, decide tomar la alternativa. Entre los siete contratos hay que apuntar el de su presentación en Francia, el 22 de abril, en Fourquet. Se despide de novillero en Pinto (Madrid), el 9 de junio, con Ángel Tato y Pepín Rubio de compañeros, en la lidia de una novillada de La Jara del Retamar, remendada con uno de doña Carmen García que no entra en su lote. No se presentó como novillero en Madrid y como he dicho se doctora como matador de toros en Ávila, el 16 de junio de 1990, vestido de blanco y oro. Actúa como padrino Espartaco, quien, en presencia de José Luis Ramos, le cede la muerte del primer toro de la tarde, llamado Caracol, marcado con el número 195, negro zaino de capa y perteneciente a la ganadería de doña Aurora Lamamié de Clairac. Esa temporada hace tres paseíllos en calidad de espada de alternativa. Solamente dos corridas en su entorno provincial torea en 1991, número que se incrementa a tres en 1992, incluida su presentación en Francia como matador de toros, el 16 de agosto, en la localidad de Colliure. No es mejor 1993, ya que tampoco logra sobrepasar el número de cuatro contratos. No confirma su alternativa en Madrid.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte + ocho =