HISTORIA DEL TORERO

DÁMASO GÓMEZ DÍAZ

Publicado el 23 de febrero de 2022
Abel Murillo Adame logo

La aventajada talla de este diestro y su peluliar manera de hacer el toreo adaptando su técnica a dicha estatura le prestan cierta personalidad inconfundible; es valiente, torea, mata e incluso banderillea, y su circulación es mayor o menos según lo mucho o poco que él se apriete los machos de la taleguilla.

Ha toreado varios años veintitantas corridas por temporada, y en 1968 hubiera llegado a los cuarenta sin un percance que sufrió en Barcelona el día 8 de septiembre. Por otro percance, apenas si llegó a 25 en 1969.

Nació en Madrid el día 1.º de abril de 1930 y su presentación en dicha capital como novillero –el 16 de julio de 1950– fue muy lucida, al matar reses del marqués de Albayda con Nacional y Malaver.

La alternativa la tomó en Barcelona el 25 de mayo de 1953, concedida por Julio Aparicio, con Manolo Vázquez de segundo espada y toros de Tabernero de Paz. Y la confirmación en Madrid –el 6 de junio de 1954– estuvo a cargo de Rafael Ortega, con Juan Montero de testigo y toros de doña Eusebio Galache.

La notable campaña realizada en el año 1968 le valió ser contratado para actuar en varios países americanos durante el invierno siguiente, y el 16 de noviembre tuvo la desgracia de sufrir en la plaza de Lima una cogida grave, causada por un toro de Chuquizondo.

El matador de toros Dámaso Gómez ha muerto en el hospital Clínico San Carlos de Madrid, a los 90 años de edad, tras haber sufrido un ictus hace varios días. El conocido como ‘León de Chamberí’ ya había sufrido un infarto cerebral hace años, del que logró recuperarse, si bien no pudo superarlo en esta recaída.

Comentarios recientes

No hay comentarios que mostrar.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cuatro × cinco =