HISTORIA DEL TORERO

ANTONIO FERRERA SAN MARCOS

Publicado el 18 de septiembre de 2022
Abel Murillo Adame logo

Matador de toros nacido en Ibiza el 19 de febrero de 1978, pero residente en Villafranca del Guadiana  (Badajoz) desde muy pequeño. A muy temprana edad comenzó a torear añojos. Al término de la temporada de 1986 hizo las delicias del público que presenciaba un festejo benéfico celebrado en la capital pacense. De luces, con un terno blanco y oro, se vistió por vez primera en Alcuésar  (Cáceres), el 15 de agosto de 1991, en una novillada con picadores en la que intervinieron Antonio Muñoz y Paco Picado, con astados de Carriquiri, matando él dos erales del mismo hierro. La primera vez que actuó con los del castoreño fue en Zaragoza, el 5 de febrero de 1995, con Mari Paz Vega y el francés Luisito de compañeros. Lidió un novillo con el hierro de los señores Sánchez-Arjona y otro con el de La Quinta, por este orden, cortando una oreja a este último. El primero se llamó Candilero, estaba herrado con el número 76, era negro de capa y pesó 479 kilos. Vistió nuevamente de blanco y oro.

Apenas dos meses después hace su presentación en Las Ventas. Concretamente lo hace el 21 de abril lidiando novillos de La Quinta y alternando con Niño de Belén y Carlos Pacheco. Torea mucho en este primer año en el escalafón de los novilleros, hasta veintiocho festejos, y de ellos, quince en Francia y uno en Portugal. En el primero de los países se presentó el 24 de febrero, en su segunda novillada picada, con astados de Luc y Marc Jalabert, y Domingo Triana y Paco Cervantes de compañeros. El primero de su lote, un novillo negro de pinta, estaba herrado con el número 44 y se llamó Vacares. Se gana un prestigioso puesto, sobre todo por haber dado la cara con novilladas de las ganaderías denominadas duras. Ha matado lotes de Barcial, Hubert Yonnet, de la familia Guardiola, concretamente del hierro de doña María Luisa; de la portuguesa de Palha y de don Eduardo Miura Fernández, con la que el 31 de julio, en Hagetmau, envió al desolladero a sus novillos después de cortarles una y dos orejas, respectivamente. Aunque, como es natural, también interviene en festejos en los que se ha lidiado novilladas más blandas, parece que este nuevo novillero se está encasillando en las primeras. La temporada de 1997 es la elegida por los mentores de Ferrera para tomar la alternativa.

En las primeras fechas taurinas del año se doctora. Lo hace el 2 de marzo en la plaza de Olivenza (Badajoz). Decide hacerlo con una ganadería de compromiso, la de Victorino Martín, que durante su carrera estará tan unida a Ferrera. El toro de la alternativa se llamó Embocado y estaba herrado con el número 183. Padrino de la efeméride es Enrique Ponce y testigo Pedrito de Portugal, Antonio Ferrera corta cuatro orejas. Dos años después de haber tomado la alternativa confirma en la plaza de Madrid. El 28 de marzo Miguel Rodríguez, como padrino, y Javier Vázquez, como testigo, le ceden la muerte de Viñatero, herrado con el número 32, de pelo negro bragado y que pesó 475 kilos, perteneciente a la ganadería extremeña de Carriquiri. En esta temporada torea 31 festejos, lidia 61 toros y corta 43 orejas. Las cortas más importantes son logradas el 8 de julio en la feria de Teruel, en la que ante toros de Adolfo Martín cortó dos orejas y dio una vuelta al ruedo más en el segundo de su lote. El 23 de junio sale triunfante de la plaza de Badajoz tras cortar dos orejas a toros de Enrique Martín Arranz. La temporada de 2000 es inferior en número de festejos, 26, lidia 51 toros, pero consigue más orejas que la anterior, 61, a lo que hay que añadir 9 rabos. El público francés reconoce los méritos de Ferrera y allí es donde consigue sus mejores triunfos: el 2 de julio corta dos orejas a un toro de Riboulet en Arlés y el 16 de septiembre en Nimes corta dos orejas de un toro de Palha. El año 2001 es decisivo en la carrera de este torero afincado en Badajoz.

 Finaliza el año con 47 contratos, lidia 95 toros e indulta el último que lidia ese año (en Cali), cortando 79 orejas y 9 rabos. El primer gran triunfo de  nuevo es en Nimes, corta dos orejas y rabo de un toro de Palha. Cinco  orejas corta en las dos actuaciones seguidas que tiene en Beziers, en las dos sale  en hombros tras lidiar toros de Cebada Gago y Santiago Domecq. En 2002 recoge los frutos de sus buenas actuaciones anteriores e impulsa un poco más su carrera. Termina el año con 86 corridas y 187 reses lidiadas (cuatro de ellas indultadas). De todos sus triunfos destaca la puerta grande conseguida en Madrid, en la tradicional fecha de San Isidro, en la que corta dos orejas a un toro de Carriquiri. Fechas antes había triunfado fuertemente en Nimes, donde tras lidiar seis toros como único espada corta cuatro orejas a toros de Baltasar Iban.

El año lo había abierto con un indulto en Medellín (Colombia) a un toro de Las Ventas del Espíritu Santo tras cuya lidia le dieron las dos orejas simbólica; semanas después salía en hombros de la plaza de Castelló después de cortar una oreja a cada toro de José Vázquez y Victorino Martín respectivamente. El cauce de la temporada prosigue con triunfos muy importantes en Badajoz, Teruel, Pamplona, Valencia, Vitoria, Pontevedra, Dax, San Sebastián, Málaga, Salamanca, Zafra (donde lidió seis toros en solitario) y Quito (Ecuador), de cuyas plazas salió en volandas, Otra efeméride de su redonda campaña es la confirmación en la plaza  de México, el día 17 de noviembre, donde Armillita Chico, en presencia de  Leopoldo Casasola, le cede la muerte de Gladiador, de pelo cárdeno bragado y que pesó 515 kilos, perteneciente a la ganadería de Carranco, tras la que recibió aplausos. En el siguiente turno dejó buena impresión, llegando a dar una vuelta al ruedo. En 2003 suma 82 festejos. En la feria de Fallas de Valencia ya consigue un gran triunfo con dos orejas a toros de José Luis Pereda. Sin ser una temporada tan completa como las dos anteriores, logra triunfar también en Toledo (dos orejas); en Collado Villalba (Madrid) indulta a una toro de la ganadería de Carriquiri; pocos días después de esto, concretamente el 10 de agosto, indulta otro toro, esta vez en plaza de mucha mayor categoría, Pontevedra; el toro pertenecía a Alcurrucén. El final de agosto y principio de septiembre actúa por dos veces en la plaza de Mérida; en la primera oportunidad consigue cuatro orejas y en la siguiente indulta un toro de Luis Algarra Polera, totalizando tres orejas y un rabo.

Termina  año en la feria de otoño de Madrid cuajando una muy buena actuación: lidia toros de Victorino Martín y a uno de ellos le corta una oreja, escuchando en el otro una gran ovación. No hace temporada en América. Baja el número de contratos en 2004, superando la cincuentena. Olivenza es el primer destino de esa campaña y triunfa cortando tres orejas a toros de Juan Pedro Domecq. Ya en el mes de junio, en la plaza de Badajoz, consigue tres orejas. Ferrera triunfa en plazas de menor categoría y por unas razones u otros no lo logra en lugares de mayor relevancia. En América tan solo torea en una ocasión en la plaza de Bucaramanga. Cuatro corridas más que en la anterior temporada torea Antonio Ferrera, rozando las sesenta actuaciones. Numéricamente es una buena temporada la de este torero, de lo que destacamos más el triunfo en Toledo, con dos orejas; el que logra en Haro (La Rioja) cortando dos orejas a toros de Victorino Martín; después lo hace en  Palencia, dos orejas; en Mérida, cuatro orejas y un rabo.

El más significativo de todos los triunfos que logra tal vez fue en Nimes (Francia), donde el 17 de septiembre corta tres orejas a toros de Samuel Flores y Manuela Agustina López Flores. Cierra campaña en Zaragoza donde corta una oreja y da una vuelta al ruedo en el siguiente toro. La temporada de 2006 es tan intensa como accidentada: Ferrera sufre muchos percances y las tardes heroicas se suceden. Suma casi cincuenta contratos. En Castellón, donde solo mata un toro de Victoriano Martín por  cogida, corta una oreja; en Las Ventas completa una buena actuación muy aplaudida ante toros de Adolfo Martín. La tarde de Pamplona del 14 de julio, ante toros de Victorino Martín, tal vez sea el episodio más contundente al cortar las dos orejas y rabo de un toro de Victorino Martín, premiado a su vez con la vuelta al ruedo en el arrastre en una tarde heroica y, de nuevo, ensangrentada.

Bézier (Francia) es otra plaza que vuelve a conquistar este este torero: corta tres orejas a toros de Valdefresno. Otra de las cimas de la temporada es el indulto el 15 de septiembre en Albacete a un toro de la ganadería de Marqués de Domecq: le dan las dos orejas y el rabo simbólicos. Cuando ya finaliza el año, lo culmina triunfando en la plaza de Cali con tres orejas y con la sensación de ser un torero honesto, que se deja la piel en cada actuación, y que poco a poco –con su esfuerzo y su sangre—va alcanzando el puesto que se merece.

En 2008 hace una gran temporada que comienza con puerta grande en Castellón, toros de Victorino Martín, para seguir con triunfos en plazas como la de Las Ventas, donde corta una oreja la tarde del 14 de mayo. También en Sevilla cuaja una gran faena y tiene éxitos en Arlés, BadajozMont de Marsan, Pontevedra y Cuenca, entre otras. Termina la temporada con 58 festejos, 106 orejas y 13 rabos. En 2012 recibió el premio otorgado por el diario Hoy como triunfador de la Feria Taurina de San Juan 2012 tras encerrarse con toros de Victorino Martín el día 24 de junio donde cortó cuatro orejas y salió a hombros. Termina la temporada con 25 festejos, 46 orejas y 3 rabos. En la temporada 2013 Antonio Ferrera resultó galardonado como triunfador de Feria de San Isidro, según el fallo emitido por el jurado conjunto Comunidad de Madrid y Ayuntamiento de Madrid por el conjunto de su actuación en la tarde del 30 de mayo», en la que cortó una oreja y a punto estuvo de salir a hombros en la corrida de Adolfo Martín. Finaliza la temporada con 38 festejos, 53 orejas y 3 rabos.

En 2014 cuaja una faena considerada histórica en la Real Maestranza de Sevilla por la que recibe el premio «Mejor Faena» por su faena con un toro de la ganadería Victorino Martín. Finaliza la temporada con 36 festejos, 44 orejas y 2 rabos. En 2015 gana el trofeo Puerta del Príncipe a la «Mejor Faena» de la Feria de Abril por la lidia a un toro de la ganadería Victorino Martín de nombre Mecanizado y también el otorgado por la Maestranza de Sevilla como mejor faena. Un percance en la localidad mallorquina de Muro (Baleares) en el que se lesiona el brazo derecho le deja sin torear el resto de la temporada, así como la siguiente. Termina la temporada con solo 6 festejos toreados y 6 orejas. Reaparece exitosamente en 2017 en la Feria de Olivenza con reses de Garcigrande, siendo premiado con tres orejas. En La Feria de abril de 2017 es proclamado triunfador absoluto por todos los jurados tras dos inolvidables actuaciones con toros de Victorino Martín y El Pilar. Finaliza la temporada con 30 festejos, 38 orejas y 1 rabos.

En sus 25 años de carrera, Ferrera ha lidiado nueve encerronas. La última fue en Las Ventas de Madrid el 3 de octubre de 2021 ante seis toros de Adolfo Martín. El extremeño toreó el pasado 16 de abril en Árles su corrida número 1.000 en plazas europeas. Solo en una ocasión, un torero de alternativa se ha enfrentado a seis toros en solitario en los 100 años de la Plaza de Toros de Pamplona. Fue el 2 de abril de 1978, día en el que Manuel ‘Manolo’ de los Reyes se enfrentó a una corrida de María Coronel. Cortó 4 orejas y salió a hombros. El reto de Antonio Ferrera, muy capaz de afrontarlo con facultades y variedad, tiene un punto romántico y también de osadía. Se trata de en un acontecimiento.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

14 − 1 =