HISTORIA DEL TORERO

ANTONIO BORRERO MORENO (Chamaco)

Publicado el 4 de marzo de 2022
Abel Murillo Adame logo

Quien residiendo en Barcelona en los años 1954 y 1955 viera las interminables colas que se formaban ante las taquillas de los toros cada vez que se anunciaba una novillada en cuyo cartel apareciese el nombre de Chamaco, hubiera dreído que todos los genios que ha tenido el toreo se habían dado cita en aquel novillero.

Fiebre como aquella no se conocío nunca en la Ciudad Condel, ni jamás se produjo tan encendido arrebato en las masas. Y cuenta que esto ocurrió 48 veces entre los dos años que se citan.

En 1956 remitió bastante la fiebre, y cuando llegó el diestro a la alternativa, cuando empezaba a torear clásicamente ( muy bien por cierto) había dejado de hacer furor.

Chamaco era un muchacho que estaba impávido a los toros, los dejaba llegar de manera impresionante y eludía el riesgo merced a la singular flexibilidad de su cintura, y esto producía siempre una incontenible emoción. La práctica puso moderación en sus maneras, y como nunca anduvo muy seguro con la espada, la <<deschamaquización>> fue inevitable.

Nació en Huelva el 13 de febrero de 1935 y había toreado cerca de 200 novilladas cuando el 14 de ictubre de 1956 tomó la alternativa en la Monumental de Barcelona de manos de su paisano Litri, quien en presencia de Antonio Ordóñez hubo de cederle el toro Larguirucho, negro, de Urquijo. E hizo su presentación en Madrid, para confirmar su alternativa (pues de novillero no le vieron en yal plaza), el 21 de mayo de 1958, acto que llevó a efecto Julio Aparicio con toros de don Alipio Pérez, figurando Luis Segura de testigo.

Toreó 49 corridas en 1957 y 80 en 1958; en 1959 despachó solamente 27; las de 1960 fueron 42 y en 1961 sumó 38, que pudieron ser bastantes más sin las dos cogidas graves que sufrió en Sevilla y Pamplona; pasó dos años sin torear apenas, hasta el punto de suponerle retirado, y luego ha despachado las funciones de un diestro de segunda y aun de tercera fila. En 1968 no vistií el traje de luces, lo que permite suponer que ha abandonado la profesión.

Huelva.- El matador de toros Antonio Borrero Morano «Chamaco«, figura del toreo en su época e ídolo de la plaza de toros de Barcelona en los años sesenta, ha fallecido, a los 74 años, en su domicilio familiar tras una larga enfermedad.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

7 + 16 =