HISTORIA DEL TORERO

Agustín García Malla Díaz

Publicado el 4 de enero de 2022
Abel Murillo Adame logo

Nació en el madrileño barrio de Vallecas el 29 de agosto de 1886 y le apodaron Malla por tradición familiar. Su fuerte fue la espada, y merced a ella triunfó en Madrid al presentarse como novillero el 29 de agosto de 1909, par matar toros de Arribas con Angelillo y Dominguín II. Disgustos con la Empresa de dicha plaza hicieron que tomara la alternativa en Carabanchel el 27 de marzo de 1910 de manos de Lagartijillo, al cederle éste el toro Mirondo de Aleas, la cual confirmó en Madrid el 17 de mayo de 1911, de manos de Machaquito, con toros de Miura y Vicente Pastor y el Gallo como testigos. Solía torear unas quince corridas por temporada, que hubieran sido más sin la cogidas que sufrió –una muy grave en Torrijos el año 1912– y halló la muerte en Lunel (Francia) el 4 de julio de 1920, por cogida que sufrió de un toro de Agustín Lescot (ganadería del País). Murió al minuto de entrar en la enfermería, y su cadáver fue trasladado a Vallecas.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

dos + 16 =