HISTORIA DEL TORERO

Fernando Gómez y García (El Gallo)

Publicado el 24 de diciembre de 2021
Abel Murillo Adame logo

Nació en Sevilla el 18 de agosto de 1849 y fue padre de los famosos Rafael y Joselito. Aprendió el oficio de zapatero y el ejemplo de su hermano José, banderillero de Lagartijo, le hizo ser lidiador. Primeramente se apodó Gallito chico, para distinguirse de su citado hermano, que se apodaba Gallito a secas; luego, suprimió el chico, y, finalmente, hizo lo propio con el diminutivo, y quedó para siempre con el sobrenombre del Gallo. Algo parecido ocurrió muchos años después con su hijo Rafael.

Perteneció como banderillero a las cuadrillas de Gordito y Chicorro; Bocanegra le dio una alternativa en Sevilla el 16 de abril de 1876; volvió a matar novillos; recibió una nueva investidura en la misma plaza, de manos de Jaqueta, el 7 de octubre de 1877, y el 4 de abril de 1880 se la confirmó Currito en Madrid al cederle el toro Coleto, de don Vicente Martínez.

Fue un torero fino y de vasto repertorio; hizo del cambio de rodillas con el capote una verdadera creación; teóricamente, no hubo maestro que le aventajara, tanto por sus conocimientos como por el don especial que tuvo para inculcarlos a sus discípulos, y cuantos aprendieron a su lado –empezando por Guerrita— supieron aprovechar sus enseñanzas.

El Gallo fue, en suma, un maestro insuperable, un excelentísimo torero y un deplorable matador. Su última corrida la toreó en Barcelona el 25 de octubre de 1896, y murió el 2 de agosto de 1897.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

siete + 8 =