HISTORIA DEL TORERO

RAMÓN ESCUDERO TORRES

Publicado el 2 de septiembre de 2022
Abel Murillo Adame logo

Matador de toros gitano que desde muy temprana edad intervino en festejos taurinos. Nació en Alicante, el 2 de octubre de 1970. Es nieto del guitarrista Enrique Escudero –primo hermano del matador de toros Rafael Albaicín—y él, a su vez, primo hermano del novillero Ramón Albaicín. El 27 de marzo de 1982 dio cuenta de un becerro de Joaquín Rodríguez en la localidad alicantina de Villafranqueza, agrandando su labor, anticipo del éxito alcanzado en Murcia el siguiente 30 de mayo al cortar una oreja de un astado de la ganadería de Tomás Sánchez Cajo. En funciones de mayor categoría prosigue interesando a los públicos, como el 21 de octubre de 1984, en Benidorm, donde le conceden una oreja de una res de la vacada de Ignacio Pérez-Tabernero en presencia de Ricardo Sevilla, Chicuelo de Albacete, y Enrique Martínez. Repite labor y triunfo en el mismo coso el 6 de abril de 1985 al estoquear ejemplares del hierro de Mercedes Pérez-Tabernero ante Miguel Ángel Jordán y el rejoneador Antonio Correa. En la murciana localidad de Lorca se lleva las dos orejas y el rabo de cornúpetas de Marín Bohórquez el posterior 5 de julio, mientras el 17 de agosto del mismo año le entregaron un total de tres apéndices auriculares de novillos de la ganadería de los Hermanos Marcos López, en Blanca (Murcia). En esa temporada torea, ayudado por Manuel Carrillo, más de un centenar de festejos de promoción, asombrando con su personal concepción del toreo a personas tan relevantes de este mundo como Marcial Lalanda, que lo ve en una exhibición de tienta con vacas de Victorino Martín en Alicante. Incluso llegó a ganar un premio en un concurso de noveles, lo que le valió, además, que el empresario Justo Ojeda quisiese hacerse cargo de su carrera. No hubo acuerdo con Carrillo para rescindir el contrato y tuvo que continuar con este. El 13 de abril de 1986 se presentó con picadores en Cieza (Murcia), con Antonio Mondéjar y José Manrubia de compañeros, y novillos de don Manuel Martín Peñato, cortando las dos orejas al primero de su lote. Ese año torea once novilladas, cuatro de ellas en Francia, la primera en Saint-Sever, el 22 de junio. Actuó con Miguel Bienvenida y Pepe Manfredi en una novillada concurso de la ganaderías, correspondiéndole en su lote un ejemplar de Soto de la Fuente y otro de don Sancho Dávila. En 1987 toreó tres novilladas, dos de ellas en su Alicante natal, en un claro descenso del número de contratos que por su trayectoria anterior debería haber sumado.

 La misma cara presenta su temporada de 1988 en cuanto al número de festejos, y también es coincidente en la cifra de los que interviene en Alicante, aunque este año se salda con una salida en hombros en junio y una oreja cortada en el que se celebra en agosto. En 1989 lo apodera Ramón de la Cruz y de su mano torea veintitrés novilladas, todas ellas en España, presentándose el 9 de abril en Valencia y el 16 del mismo mes en Barcelona. También lo hace en Sevilla, el 25 de junio, con Manolo Corona y José Luis Peralta, y novillos de don Félix Hernández Barrera. A su presentación en estas tres plazas de primera se une su participación en tres de las ferias más importantes de novilladas: la de Arganda del Rey, la de Villa del Prado y la de  Arnedo, coso en el que pone fin a la campaña, el 29 de septiembre. Poco después deja su relación con Ramón de la Cruz, encargando la dirección de su carrera a Doroteo de Pedro. Con él se presenta en Madrid, el 25 de marzo de 1990, alternando con Manuel Caballero y El Madrileño, que también hacían su primer paseíllo en Las Ventas como novilleros con picadores, y novillos de don Alejandro Vázquez y don Alejandro García. El que le correspondió en primer lugar se llamó Valigno, herrado con el número 361 y negro bragado de Pinta. No le sale el ganado más apropiado para su forma de torear y no consigue el necesario y apetecido triunfo. Fue el único festejo en el que intervino ese año. Tampoco torea demasiado en 1991, ya que solo consigue ajustar cuatro tardes, todas ellas, eso sí, en cosos importantes, terminando con una nueva actuación en Madrid, el 19 de marzo. Interviene en dos festejos, ambos en Alicante, en 1992, volviendo a salir en Hombros en el primero de ellos, al cortar dos orejas a un ejemplar de los señores Hijos de don Dionisio Rodríguez García, el 25 de julio, con Luis José Amador y Manolo Sánchez de compañeros.

No intervino en la temporada de 1993 y en la siguiente solamente le anoté una actuación en Benidorm, en la que es su novena temporada de novillero. En 1995 no se le anota ya ninguna actuación pero decide tomar la alternativa en 1996. La toma en Alicante el3  de agosto, con el toro Cigarrero, de Bernardino Píriz, número 49, negro, de 485 kilos, cedido por José María Manzanares en presencia de Francisco Rivera Ordóñez. A pesar de lo atractivo de su toreo, no consigue un número de contrataciones digno y pasa las temporadas con más sombras que luces, pues su nombre no figura en las ferias y plazas de importancia. A mediados de los años 2000 decide probar suerte en América y allí torea algunas corridas de toros.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

16 − 10 =