HISTORIA DEL TORERO

RAFAEL CAMINO BARBERO

Publicado el 18 de junio de 2022
Abel Murillo Adame logo

Matador de toros y después banderillero, nacido en Bogotá (Colombia) el 24 de octubre de 1965, nieto del antiguo y modesto torero Rafael e hijo del que fuera mozo de espadas de Paco, de quien era hermano. Miembro, ya en tercer escalón, de una dinastía torera no puede sorprender que continuara el ejemplo de sus mayores, y a temprana edad viste su primer traje de luces en la festividad del Corpus de 1982 en Fuentes de León. Otro joven de estirpe torera, Francisco José Ruiz, Espartaco Chico, le acompañó en la arena en aquella oportunidad. Marcha aquel verano a tierras navarras y allí torea repetidamente, con éxito, en diversas localidades, como Azagra, Fitero, Olite y Villafranca. Continúa actuando en festejos menores durante la siguiente temporada, para hacerlo ya en novilladas con picadores a partir del 27 de mayo de 1984 en que hace el paseíllo sobre el albero de la plaza de la Real Maestranza sevillana, junto a Antonio Camarena y Lucio Sandín. Se corrió en tal coyuntura un encierro de la ganadería de Torrestrella y su labor puede calificarse de acertada. En la feria de San Mateo, de Logroño, le conceden el trofeo donado por el diario El Correo Español por haber ejecutado la faena más artística de aquellas fiestas. Sumó en esta etapa catorce contratos cumplimentados, para llegar en la posterior de 1985 a los cincuenta y tres, con lo que se colocó en el primer lugar de la correspondiente estadística, pese a que el 11 de mayo, en Valdepeñas, resultó herido de gravedad en el muslo derecho por un astado de la vacada de Soto de la Fuente, en presencia de Esteban Lillo y Miguel Mejías, Bienvenida. Se presenta en el coso de Las Ventas, de Madrid, el 30 de mayo para competir mano a mano con José Luis Martín, Seseña, en la lidia de cinco reses de la divisa de Joaquín Buendía y una de la de La Ermita, sin que su labor tuviera facetas interesantes. Por el contrario, el 1 de junio, en Sanlúcar de Barrameda, cortaría las dos orejas de su segundo enemigo, del hierro de Cayetano Muñoz, delante de sus compañeros de terna Carmelo García, Carmelo, y Ricardo Sevilla, Chicuelo de Albacete. Una tarde completa logra el 14 de julio en Palma de Mallorca, donde alternó con José Barceló, Campanilla, y David Castro, Luguillano, en la lidia de cinco ejemplares de la vacada de Flores Albarrán y uno de la de Francisco Rivera, en la que se llevó en el esportó un total de tres apén dices auditivos. No está acertado en su primer oponente, de la ganadería de Manuel San Román, para pasar más tarde a la enfermería de la plaza de Roquefort, el 15 de agosto donde fue asistido de una afección en el apéndice. Después de tomar parte en ocho novilladas en los comienzos del año 1986 toma la alternativa el 29 de mayo en Toledo de Manos de José Ortega Cano, quien le cede la muerte de un pupilo del hierro de don Pablo Martínez Elizondo llamado Sevillanito, número 32, cárdeno de 580 kilos, al que cortaría una oreja. Actuó de testigo de la ceremonia Juan Antonio Ruiz, Espartaco, y el nuevo doctor en Tauromaquia también se llevó una oreja del toro que cerró plaza, de la divisa de Hermanos Santamaría López. En esta su primera temporada de matador de toros participó en diecisiete festejos, dejando buen sabor de boca para futuras salidas a los ruedos. El 17 de mayo de 1987 confirma la alternativa de manos de Ruiz Miguel, siendo testigo de la ceremonia Morenito de Maracay, al cederle la muerte del toro Pompito, número 10, negro, de 580 kilos, perteneciente a la ganadería de Puerto de San Lorenzo. Una sola vez se viste de luces en la temporada de 1988, última en la que permanece activo en el escalafón de matadores de toros. Fue en la localidad oscense de Graus, con Alfonso Galán y Lázaro Carmona de compañeros para lidiar una corrida de los Bayones. Al último de la tarde le cortó una oreja. En la siguiente campaña, ante la falta de ajustes, donde pasar a las filas de los banderilleros. En calidad de tal hace su primer paseíllo a las órdenes de Martín Pareja-Obregón, todavía en su etapa de novillero, en un festival que se celebra, el 11 de mayo de 1989, en la localidad de Guareña (Badajoz). Desde entonces ha actuado a las órdenes de muchos matadores de toros y novilleros, entre los que señalamos a Martín Pareja-Obregón, Pepe Luis Martín y Miguel Ángel Rondino. En las Últimas temporadas se colocó con su primo, de igual nombre.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

once + diez =