HISTORIA DEL TORERO

Manuel Escudero Gómez

Publicado el 3 de febrero de 2022
Abel Murillo Adame logo

Madrileño, nacido el 13 e febrero de 1917 en el popular barrio de Lavapiés y en cuya capital hizo su <<debut>> como novillero el 15 de agosto de 1941, matando reses de Pérez de la Concha con José Chalmeta y Dionicio Rodríguez. Buen mozo y de airosa figura, hizo con capa y muleta (con la primera sobre todo) un toreo fino, clásico y elegante, pues manejaba dichos engaños con tal mensura y gallardía, que hacía recordar aquel dístico de Sobaquillo (Mariano de Cavia) que dice:

<<Y escribió con la roja percalina todo un curso de estética taurina>>.

Recibió la investidura de matador de toros en Murcia el 2 de mayo de 1943, otorgada por Manolete, con Pedro Barrera de segundo espada y reses del conde de la Corte. Y la confirmó en Madrid el 29 del mismo mes, actuando en esta ocasión Belmonte Campoy de otorgante y el referido Manolete de testigo, en cuya corrida se lidiaron toros de los Herederos de Galache. En aquella temporada toreó 22 corridas.

Repetimos que toreaba admirablemente, aunque algo rígido en sus maneras, y seguramente se hubiera abierto paso porque su arte era de alta calidad, pero le cortó el paso una cornada gravísima que le interesó el pulmón, con rotura de costillas, y un percance así deja perdurable recuerdo. El causante fue un toro de Tassara, el accidente ocurrió al hacerle un quite a su compañero, el espada mejicano Gregorio García, en la plaza de San Sebastián el 21 de agosto de 1944, y con tal cogida (que puso su vida en peligro) perdió Escudero su mejor momento para colocarse. Mala suerte.

Hizo temporadas en Méjico y Venezuela, se defendió algunos años toreando de diez a quince corridas, pero no pudo dar de sí cuanto de él podía esperarse, y le fue imposible evitar que declinara su arte.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

1 × tres =