HISTORIA DEL TORERO

JUAN MURIEL GÁLVEZ

Publicado el 5 de julio de 2023
Abel Murillo Adame logo

Matador de toros nacido en Herrera (Sevilla) el 29 de septiembre de 1973. Debutó con picadores el 30 de enero de 1994, en Écija (Sevilla) acompañado de Javier Conde. Se corrieron novillos de don Ramón Sánchez Ybargüen. Brindó la muerte del  primero de su lote al matador de toros Manuel Benítez, El Cordobés, con el que le une una relación de amistad que se remonta a catorce años antes. Con motivo de una actuación triunfal de diestro cordobés en este coso de Écija, entre los que se acercaron a él para felicitarle llegó Juan Muriel, entonces un crío, hijo de uno de los tractoristas de sus fincas. Le ofreció un ramo de flores y a cambio El Cordobés le regaló la chaquetilla que llevaba puesta. Después, en el hotel, le regaló el resto del vestido para que se lo pusiese el día de su debut con picadores. Un vestido verde botella y oro que ese 30 de enero ha lucido en Écija Juan Muriel, haciendo honor al que lo vistió antes, ya que al novillo que le ha brindado le ha cortado las dos orejas y el rabo. En temporada de preparación torea un total de veintiuna novilladas, tres de ellas en Francia, don se presenta el 11 de junio, en Beaucaire. Alterna con Francisco Rivera Ordóñez y José Antonio Canales Rivera, estoquea un novillo de Manolo González y otro de González-Sánchez Dalp, al que corta una oreja. La mayoría de los festejos son en plazas de tercera categoría o portátiles. En su localidad natal toreó por vez primera el 31 de agosto matando en solitario en la lidia a pie cuatro novillos de varias ganaderías. También actuó la rejoneadora Victoria Santana. En 1995 se le anotan veintitrés festejos, entre ellos el de su presentación en Madrid el 29 de julio. Comparte cartel, en novillada nocturna, con Carlos Pacheco y Chapurra, que también debutaba en Las Ventas. Mata en primer lugar el novillo Turbioso, número 30, negro remendado, de 452 kilos de peso, con el hierro de los señores Miranda y Moreno. Se le ovaciona en este ejemplar y se silencia su labor en el segundo de su lote. El 1 de junio de 1997 toma la alternativa en Antequera (Málaga), de manos de Emilio Muñoz y  en presencia de César Rincón. El toro de la ceremonia se llamó Sabiondo, era de la ganadería de Santiago Domecq, negro salpicado de capa y marcado con el número 92, Juan Muriel, vestido de nazareno y oro, le cortó una oreja. Desde entonces torea poco y casi siempre en plazas de tercera o inferior categoría. Su actuación del 3 de octubre de 2004 en Villalbilla (Madrid), donde cortó una oreja a un toro de José Ignacio Jiménez Montequi, es la última que consta en su estadística.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × uno =