HISTORIA DEL TORERO

JUAN CARLOS LANDROVE GONZÁLEZ

Publicado el 20 de enero de 2023
Abel Murillo Adame logo

Matador de toros natural de La Línea de la Concepción (Cádiz), que nació el 10 de mayo de 1965. Comenzó a torear a la edad de doce años y vistió su primer traje de luces el 24 de abril de 1979, en la localidad gaditana de San Roque. A partir de la temporada de 1979 actuaba en festejos económicos celebrados en cosos del Campo de Gibraltar. El 24 de abril de dicho año lo hizo en San Roque acertadamente, con una res de José Ortega, en presencia de los también noveles Enrique Ponce, Niño de la Mosca y José Córdoba. Ya con plazas montadas vuelve a la misma plaza el 14 de agosto de 1982 para su primera novillada con picadores, para alternar con Pedro Crespo y José María Núñez en la lidia de un encierro de José Gallardo. Al entrar a matar a su primer enemigo, Torreblanco de nombre, berrendo en negro de pelo, marcado con el número 75 y que dio un peso en la canal de 250 kilos, fue corneado en el párpado inferior del ojo izquierdo, que le produjo pérdida instantánea y total de visión y que, más adelante, obligaría a extraer el órgano. Posteriormente se celebró un festival en su beneficio, que, lamentablemente, fue un fracaso económico. En su sino las notas negativas predominaron sobre ilusiones y proyectos. Durante tres años permanece en tratamiento en la Clínica Barraquer de Barcelona, reapareciendo en 1985 por los pueblos de Castilla y León. Algunas estadísticas le apuntan un festejo ese año. En 1986 no se viste de luces y en 1987 lo hace en una sola ocasión, el 20 de julio, en La Línea de la Concepción (Cádiz), alternando con Rafael de la Viña y Pepe Luis Martín, con novillos de don Manuel Álvarez Gómez. En 1988 interviene en cuatro novilladas con picadores, en cinco en 1989 y otras cuatro en 1990, incluida su presentación en Barcelona, el 20 de mayo, y su debut en Madrid, el 21 de octubre de 1990, vestido de mostaza y oro. Alterna con Joaquín Díaz y Pepín Rubio, que también actuaba por primera vez en Madrid, para lidiar novillos de las ganadería de don Gabriel Hernández García y Los Bayones. El primero de su lote, del hierro citado en primer lugar, se llama Cantino, tiene el número 9 herrado y en negro de capa. Fue su última actuación como novillero, ya que el 20 de julio de 1991 recibe la alternativa en La Línea de la Concepción (Cádiz), vestido de verde oliva y oro, de manos de  Espartaco, quien, en presencia del colombiano César Rincón, le cede la muerte de un toro perteneciente a la ganadería de don Manuel Álvarez Gómez que se llamaba Serranito, estaba herrado con el número 16 y era negro mulato de capa. Con esa sola actuación finaliza su primera campaña como matador de toros. En la siguiente, la de 1992, interviene en cuatro corridas en su región y en 1993 no supera la cifra de tres paseíllos. Esta misma cifra es la de  sus actuaciones en 1994. En la campaña siguiente únicamente toreó dos corridas. La temporada se suceden sin que apenas se viste de luces, y así llega a su  confirmación de alternativa, el 8 de  agosto de 2004. Ruiz Manuel le cedió la muerte de Lancero, de Palomo Linares, en presencia de Rafaelillo. Desde esa  fecha no se reflejan más actuaciones en su estadística.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 3 =