HISTORIA DEL TORERO

JOSÉ MARÍA MARTÍN MARCOS (El Salamanca)

Publicado el 19 de abril de 2023
Abel Murillo Adame logo

Matador de toros y posteriormente banderillero, nace el 24 de enero de 1954 en Horcajo-Medianero (Salamanca). Lució su primer vestido de alamares el 6 de mayo de 1973 en Pamplona. El 26 de mayo de la siguiente temporada hace su presentación en la madrileña plaza de Vistalegre para alternar discretamente con Javier Batalla y Ángel Corral en la lidia de ganado de El Almendral. Logra más lucida actuación el siguiente 22 de septiembre en Salamanca al cortar una oreja de su primer enemigo, del hierro de Pérez Angoso, en presencia de Curro Benito y Jorge Herrera. En el mismo coso en novillada de feria, el 12 de septiembre de 1977, junto a Luis Reina y Carlos Alberto, Gitanillo de Portugal, con reses de Bernardino Piriz, agradando su labor. Durante la campaña de 1978 ha participado en siete corridas picadas, una de ellas, la del 8 de octubre, su aceptable presentación en el madrileño ruedo de Las Ventas, donde despachó, en unión de Pedro Mariscal y Pascual Gómez Jaén, un encierro de García Romero remendado con un astado de Marín Marcos. No aprovecha tan importante coyuntura y únicamente por su voluntad y en el fácil manejo del estoque mereció aplausos de la concurrencia. Tras tomar parte en 6 festejos menores durante la emporada de 1979, toma la alternativa en la feria salmantina, el 21 de septiembre, al recibir muleta y estoque de manos de Juan José García, Juan José, en presencia de Francisco Núñez. Se corrieron cuatro astados del conde de la Corte y dos de Guardiola y el nuevo matador de toros cortó una oreja a cada uno de los que le correspondieron en tan importante ocasión. En la corrida de su alternativa también actuaron los rejoneadores Álvaro Domecq y João Moura, con dos astados de don José Ortega.

No se viste de luces en más oportunidades durante la indicada campaña y lo hace cuatro veces en la siguiente, en cuyo 25 de julio confirma su doctorado en el madrileño coso de Las Ventas, actuando Gregorio Tébar, El Inclusero, e Irineo Baz, El Charro, de padrino y testigo, respectivamente, de la ceremonia, en la que se lidiaron cinco toros de José Tomás Frías y uno de Luis Frías, con los que demuestra el confirmado valor y deseos de complacer. La última vez que vestiría de seda y oro sería el 21 de septiembre de ese mismo año de 1980, en Salamanca, donde se enfrentó a reses de la vacada de La laguna ante los rejoneadores Álvaro Domecq y Manuel Vidrié y de los espadas Roberto Domínguez y Luis Francisco Esplá. Y de esta manera puso punto final a su breve carrera de matador de alternativa. No puedo precisar cuándo comenzó a intervenir en festejos como banderillero, pero sí que en Madrid ya lo hacía en  1987, año que toreó con Rui Bento Vasques, David Castro, Luguillano, y Julio Norte. Ha toreado suerto, entre otros, con José Luis Ramos, Rodolfo Núñez, Pascual Mezquita, José Ramón Martín, Emilio Oliva, en 1991 y 1992, y en el primero de los dos años también lo hace con el vallisoletano Manolo Sánchez. En las últimas temporadas se anunció en las cuadrillas de José Ignacio Sánchez y Juan Carlos García, cuando aún eran novilleros.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro + trece =