HISTORIA DEL TORERO

JOSÉ GARCÍA SÁNCHEZ

Publicado el 17 de octubre de 2022
Abel Murillo Adame logo

Matador de toros nacido en Marrupe (Toledo) el 25 de junio de 1958. Mató su primer becerro, la primera vez que vistió de  luces, un terno grana y oro, en Escalona (Toledo) en el año 1977, en la parte seria del espectáculo cómico-taurino de El Torero. Hasta 1993 permanece toreando sin picadores, y el 30 de julio de este año, en Villeneuve de Marsan, se presenta con los del castoreño, para lidiar novillos de Amparo, con Victorino Martín y la novillera francesa Eveline Fábregas en el festejo inaugural de la plaza. Ese año interviene en otro festejo picado en la localidad madrileña de Cadalso de los Vidrios. La siguiente temporada torea sin caballos, y en 1986 Diodoro Canorea le da dos oportunidades. Una en Sevilla, el 14 de septiembre, con Riverito, El Ecijano, Paco Rivas, Niño del Arahal y Alejandro Rodríguez Mejorano, para lidiar un novillo del señor marqués de Albaserrada. La otra, me lo cuenta el torero, en Robledo de Chavela, aunque el festejo no constó en los res anuarios que ese año publicamos. En 1987, para confusión de los estadísticos, aparece en los ruedos otro José García, que aunque se apoda El José, desde su debut con los del castoreño, en Valencia, el 20 de marzo, introduce la duda a la hora de asignarle a uno y otro las novilladas que realmente torean. Nuestro José García torea en Villa del Prado, donde el 9 de septiembre corta una oreja de un ejemplar de Hijos de don Bernardino Giménez Indarte; en Guadalix de la Sierra, con salida en hombros tras cortar cuatro orejas y un rabo tres días más tarde; en Cadalso de los Vidrios y en Villaviciosa de Odón, donde en su última novillada del año corta una oreja. Ha sumado un total de cuatro novilladas. José, que se caracteriza por ser un luchador, aunque encuentra las normales dificultades, no abandona, pero no consigue torear nada más que una novillada en 1988, el mismo número que las toreadas en 1989. No participó en la campaña de 1990, al menos en festejos picados, y ante la situación que se le presenta decide acceder al escalafón superior. Tomó la alternativa en Torrelodones (Madrid) el 15 de agosto de 1991. Actuó como padrino Paco Alcalde, y presenció la ceremonia Juan Antonio Esplá. El toro se llamaba Lucerito, estaba herrado con el número 45 era negro bragado y meano de capa y perteneció a la ganadería de doña María Teresa Calderón. Vistió de azul y azabache. Solamente toreó esa corrida de toros, y después, en las sucesivas temporadas, lo hizo únicamente en festivales, pero no por ello se considera retirado.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cuatro + diecisiete =