HISTORIA DEL TORERO

Isidro Santiago (Barragán)

Publicado el 18 de diciembre de 2021
Abel Murillo Adame logo

Si este diestro no hubiera sufrido un complejo de modestia y timidez habría alcanzado más renombre, porque fue valiente y sabía resolver airosamente muchos de los problemas que se plantean en el ruedo.

Nació en Madrid el 23 de febrero de 1811 y aprendió el oficio de tapicero; en las correrías por los pueblos y en el matadero de dicha capital aprendió las primeras lecciones taurinas; fue subalterno del Morenillo y Manuel Romero, y el 5 de junio de 1843 alternó por primera vez como matador en el coso madrileño, acompañado de Noteveas y Francisco de los Santos.

Como espada de cartel alternó tanto en Madrid como en provincias con los matadores más notables de la época; pero el hecho de considerarse matador de toros no excluía la intervención en las novilladas, y en la efectuada el 23 de marzo de 1851 sufrió un percance que tuvo funestas consecuencias, pues le cogió un bicho de don Dámaso González al pasarlo de muleta y le infirió una cornada en la pantorrilla izquierda.

Desde la enfermería fue trasladado al Hospital, donde fue adelantando en su curación; pero un día recibió la visita de su íntima amiga La Cacharrera, acompañada de cierto sujeto con quien Isidro sospechaba que aquélla le era infiel, y del disgusto que Barragán sufrió le sobrevinieron unas fiebres nerviosas que le ocasionaron la muerte el día 4 del siguiente mes de abril.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

dos × 2 =