HISTORIA DEL TORERO

CARLOS CORDOVÉS MALAGUERA (El Sol)

Publicado el 23 de julio de 2022
Abel Murillo Adame logo

Matador de toros nacido en Caracas el 11 de febrero de 1944, cuyo nombre comezó a destacar al actuar en ruedos mexicanos en Caracas el 19 de septiembre de 1965, con Manuel Álvarez. El Bala, y Joselito Castro de compañeros, y novillos de Guayabita. También anoto, en relación con sus comienzos, que se presentó en el monumental coso de la capital mexicana el 13 de agosto de 1967. Actuó con Guillermo Montes Sortibrán y Juan Luna, y mató en primer lugar el novillo llamado Bonito, que, como el resto, lucía el hierro de La Trasquila. Una cornada y una vuelta al ruedo en este novillo, único que pudo estoquear, fue el balance de su debut. El 3 de septiembre de 1967 logra un bonito triunfo en Villa Acuña al cortar un total de cuatro orejas y un rabo de los enemigos, del hierro de La Playa, que le correspondieron. El inmediato día 17 es herido de gravedad en el muslo derecho en la capitalina plaza México al tratar de prender un par de banderillas de las cortas, al quiebro, a una res de Milpillas. El 10 de marzo de 1968 es corneado en el coso de Monterrey de pronóstico menos grave. El 29 de septiembre siguiente toma la alternativa en San Miguel Allende de manos de Eloy Cavazos, con Fabián Ruiz como testigo, con un encierro de la ganadería de Campo Alegre. Verdadera importancia revistió la lesión, doble fractura del brazo derecho, que le produjo un astado de Coapantes el 8 de diciembre del mismo año al inaugurar, junto a Fabián Ruiz, la plaza de Tuxtla Gutiérrez. Tal percance le tuvo apartado de la profesión cerca de un año, ya que no pudo reaparecer hasta el 5 de octubre de 1969 para cortar en Tampico una oreja a su segundo enemigo, de Eleazar Gómez, en presencia de Eloy Cavazos y el rejoneador Felipe Zambrano. El 2 de mayo de 1971 recibe una cornada gravísima en el vientre, con salida de intestinos, al banderillear con las cortas en el coso de Monterrey. Vuelve al toreo el posterior 5 de septiembre en la Reinosa mexicana y corta las dos orejas de su primer oponente, de la divisa de Arturo García. Su primera corrida en Venezuela como espada de alternativa fue en San Cristóbal (Táchira), el 22 de enero de 1972, alternando con los españoles Paco Camino y Dámaso González, para despachar astados de Achury Viejo. Su primera corrida en Caracas, sin embargo, no es hasta el 10 de noviembre del año siguiente, acartelado con Manolo Martínez y Niño de la Capea, que dan cuenta con él de un lote de la divisa de Bella Vista, el primera de los cuales se llamó Rumboso, estaba herrado con el número 15 y pesó 426 kilos. El 2 de febrero de 1972 ingresó en un hospital de Caracas con una cuchillada en un costado y hematomas en brazos y abdomen como resultado de un extraño secuestro registrado días antes, en el que se dijo había motivaciones de tipo amoroso. El 1 de febrero del siguiente año es herido en el pecho al entrenarse en una ganadería azteca. Es asistido en la clínica Esperanza, de Aguascalientes, y de allí se escapa para tomar parte en la corrida que se celebra el día 3 en Sombrerete y tras cortar las dos orejas y el rabo de su segundo toro, de la divisa de Peñuelas, ha de ingresar nuevamente en tal clínica al haberse soltado los puntos de la herida. Viene a España poco después y aquí debuta, en Torremolinos (Málaga), el 15 de julio para alternar con Antonio García, Utrerita, en la lidia de Cuatro astados de Juan Pérez Valderrama, tras la actuación del rejoneador Francisco Mancebo. Causa buena impresión y le conceden las dos orejas de su primer oponente. Toreó en nuestros ruedos en siete corridas en 1973 y logró buen número de trofeos, aunque sea obligado indicar que tales éxitos los alcanzó en plazas de segunda y tercera categoría. De regreso a Venezuela resulta lesionado en aquella Mérida, el 24 de febrero de 1974, por un astado de José Estela, que le produjo contusiones varias y fuerte conmoción cerebral. Nuevamente en España toma parte en tan solo tres corridas, incluida la celebrada en Haro (Logroño), el 29 de junio, en la que le echaron al corral una res de Manuel Martín Peñato. Continúa su actividad torera en ruedos hispanoamericanos y en 1976 la compaginaba con actuaciones como paracaidista. En España no actuó más que en las diez ocasiones que se han consignado, sin que llegara a pisar el albero de la plaza de Las Ventas, de Madrid. Continúa en activo este diestro y actúa en contadas ocasiones en cosos de su patria. Así lo hizo, por ejemplo, en el de Achaguán, en abril de 1983, donde le conceden una oreja de un astado de la ganadería de Los Arangüez en presencia del rejoneador Javier Rodríguez y del espada José Cámara. Más recientemente, el 11 de febrero de 1985, resultó con lesiones de pronóstico reservado producidas por un ejemplar de la divisa citada, cuando alternaba en Guanaré con Bernardo Valencia y Morenito de Maracay. Se despidió de los ruedos este diestro, castigadísimo por los toros, en Maturín (Monagas), el 19 de abril de 1985. Alternó con Carlos Rodríguez, El Mito, y Bernardo Valencia, estoqueando dos astados del hierro de Guayabita.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

20 + 11 =