HISTORIA DEL TORERO

ANTONIO GARCÍA PARRA (El poli)

Publicado el 13 de octubre de 2022
Abel Murillo Adame logo

Matador de toros nacido en Mérida (Badajoz) el 5 de junio de 1978. Es hijo del matador de toros Francisco García Galván, El Poli, de quien toma el apodo. Su primer eral lo mata vestido de corto en Rozas de Puerto Real (Madrid) el 26 de junio de 1993, y ese mismo año se viste de luces por vez primera, un terno azul marino y oro, en Fuengirola (Málaga), el 19 de septiembre. Tras intervenir en más de cincuenta novilladas, siempre ayudado por su padre, el 6 de enero de 1995 se presenta con picadores en Écija (Sevilla), con Javier Conde y José Antonio Canales Rivera de compañeros, y novillos de don Javier Camuñas. Corta la oreja al de su debut y es aplaudido en el que cerró plaza. Comienza ese día una fulgurante carrera que le lleva a estoquear un total de sesenta novilladas y ocupar, cuando finaliza la temporada, el primer puesto del escalafón de los de su clase. Probablemente, el planteamiento de la temporada estaría condicionado por la necesidad del aprendizaje, pero lo cierto es que solamente hace el paseíllo en dos plazas de segunda, Toledo y Algeciras, y no se acerca ni a la provincia de Madrid, ni participa en las importantes ferias de novilladas que se celebran en la temporada. Sus éxitos, por tanto, son en cosos de tercera y plazas portátiles, pero no puede obviarse, eso sí, que han sido la mayoría de las tardes en las que se vistió de luces. El 5 de febrero se presentó en Francia, concretamente en la localidad de Magescq, vestido de berenjena y oro y alternando con Pedro Pérez, Chicote, y Alberto Manuel en un festejo en el que se lidiaron tres novillos de don Antonio Pérez Angoso, los primeros, y tres de don Antonio Pérez de San Fernando. Finalizó su primera temporada como novillero con picadores en Fuengirola, cortando una oreja a cada novillo del hierro de don Gabriel Rojas que estoqueó. Esta actuación y su trayectoria, al parecer, hacen posible el apoderamiento en 1996 de Barrilero, quien llevará su carrera en un año en que necesariamente tiene que estar presente en otro tipo de plazas y ferias si quiere corroborar que es más que una promesa. Durante de un largo rodaje como novillero, El Poli se doctora el 29 de septiembre de 2003 en Úbeda (Jaén), de manos de Joselito y en presencia de Julio Aparicio. El toro de la ceremonia, de nombre Montuno, era de la ganadería de Parladé, mulato chorreado, y estaba marcado con el número 80. El Poli vistió de grana y azabache y fue silenciado. Desde entonces no ha vuelto a actuar como matador de toros.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

2 + 8 =