HISTORIA DEL TORERO

SERGIO DEGREGORIO AGUILAR (Sergio Aguilar)

Publicado el 15 de agosto de 2022
Abel Murillo Adame logo

Matador de toros madrileño nacido el 24 de julio de 1980. Ingresa muy joven en la Escuela de Tauromaquia de Madrid y allí comienza a destacar. Debuta con picadores el 27 de enero de 1999 en San Cristóbal (Venezuela), con Ignacio Garibay y Morocho en el cartel, y novillos de Rancho Grande. Pronto darían que hablar sus formas pausadas, su valor seco y su extraordinario concepto del toreo, truncado por una serie de percances muy graves que han sido protagonistas en su carrera. Desde su debut se vio la disposición del torero, ya que en esa temporada de 1999 supera la veintena de actuaciones y pisa con fuerza plazas de responsabilidad, como Barcelona, Sevilla o las ferias de novilladas. El 9 de abril de 2000 se presenta en Las Ventas con el novillo Sastrero, un colorado número 44 de la ganadería de Peñajara, que pesó 521 kilos. Le acompañaron Sebastián Castella y Alberto Álvarez. Cortó una oreja y resultó gravísimamente lesionado en la rodilla derecha. A pesar de la lesión, que después se comprobó que le mantuvo alejado casi un año de los ruedos, siguió delante de la cara de su novillo. Antes de su presentación madrileña y siguiendo la tónica de responsabilidad, actuó tres tardes en San Sebastián y una en Nimes, entre otras. Hasta marzo de 2001 no puede reaparecer y lo hace en el coso de Illumbe, donde vuelve dos veces más en esa primera; actúa en otras plazas como Las Ventas (dos tardes), Zaragoza, Valencia, Málaga, Granada, Ceret, Vic Fezensac… hasta rozar la treintena de festejos, siempre dando la cara en plazas de categoría.

Hasta cuatro paseíllos hace en Las Ventas en 2002, año en que descienden a doce las contrataciones, destacando también su paso por Barcelona. Tras actuar en una novillada en Las Ventas, toma la alternativa el 4 de junio de 2003 en Las Ventas. Joselito le cede a Venezolano, de Partido de Resina, número 37, cárdeno, de 551 kilos, en presencia de Víctor Puerto. La corrida no dio el juego esperado y la expectación levantada ese día se quedó en nada.

Torea cinco corridas más en España: Málaga, Barcelona (dos tardes, oreja el 3 y el 17 de agosto), Las Ventas y Sevilla (oreja el 12 de octubre), lo que da una idea de la mentalidad del torero y su mentor, Antonio Corbacho. La misma tónica sigue en 2004: pocas actuaciones (cinco), pero en plaza de categoría: Sevilla (dos tardes), Barcelona y Valencia. En Sevilla, el 1 de mayo, sufre una nueva lesión en la otra rodilla, también grave, que le mantiene alejado de los ruedos varios meses. En 2005 hace tres paseíllos, sin suerte, en Sevilla, Las Ventas y Valencia, lo que sin duda motiva que crezcan las dificultades para conseguir contratos a pesar del esfuerzo reconocido y las expectativas de los aficionados. En 2006 solamente se viste de luces en una ocasión, en Las Ventas, el 20 de agosto, sin suerte con los toros de Atanasio Fernández.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

uno × tres =